16 de octubre de 2019
21 de julio de 2019

Bolton viaja a Corea del Sur y Japón para continuar con las negociaciones con dos de sus mayores aliados en Asia

Bolton viaja a Corea del Sur y Japón para continuar con las negociaciones con dos de sus mayores aliados en Asia
John Bolton, asesor de Seguridad NacionalDOUGLAS CHRISTIAN/ZUMA WIRE/DPA - ARCHIVO

WASHINGTON, 21 Jul. (Reuters/EP) -

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha partido este sábado hacia Japón y Corea del Sur mientras que las tensiones entre los dos países aumentan amenazando el suministro mundial de materiales de alta tecnología.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca ha indicado a través de la red social Twitter que Bolton tiene planeado "continuar con las negociaciones con sus dos aliados cruciales y amigos".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este viernes su ayuda para solventar la crisis entre estas dos naciones asiáticas. La disputa entre ambos países es consecuencia de dos sentencias del Tribunal Supremo de Corea del Sur que obligan a empresas niponas a indemnizar a los surcoreanos a los que sometieron a trabajos forzados durante la Segunda Guerra Mundial.

En este sentido, Estados Unidos dudó en sí entrar o no públicamente en este enfrentamiento entre sus dos mayores aliados en Asia. El mandatario estadounidense explicó que el presidente surcoreano, Moon Jae In, le ha preguntado si podría participar.

El Gobierno de Japón decidió imponer restricciones en las exportaciones de materiales de alta tecnología a Corea del Sur y los medios nipones señalaron que la medida respondía a la sospecha de que las autoridades surcoreanas habrían enviado materiales de este tipo a Corea del Norte, lo que supondría un incumplimiento de las sanciones contra el régimen de Pyongyang.

Las restricciones podrían llegar a poner en riesgo el suministro de componentes clave para la fabricación de teléfonos inteligentes y otros dispositivos. El Gobierno de Corea del Sur mantiene que no ha exportado ningún material a Pyongyang y se ha mostrado dispuesto a someterse a una investigación internacional para demostrar que no ha incumplido las sanciones contra el régimen que lidera Kim Jong Un.

El tema de las indemnizaciones a surcoreanos que fueron víctimas de trabajos forzados en empresas japonesas durante la ocupación de la península de Corea (1910-1945) ha enrarecido las relaciones de Corea del Sur con Japón, que ha decidido imponer restricciones a las exportaciones de materiales de alta tecnología con destino a Seúl.