25 de mayo de 2019
30 de mayo de 2014

EEUU condena "con firmeza" la lapidación de una mujer en Pakistán

WASHINGTON, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha condenado este jueves "con firmeza" la lapidación de una mujer en Pakistán a manos de su propia familia ante un tribunal de Lahore, en el noreste del país.

"Condenamos firmemente el asesinato de una mujer frente al Tribunal Supremo de Lahore. Damos la bienvenida a los comentarios de los líderes políticos paquistaníes condenando este crimen atroz y pidiendo que se le haga frente con rapidez. Esperamos que los responsables sean llevados rápidamente ante la justicia, en línea con la legislación paquistaní", ha dicho la portavoz del Departamento, Jennifer Psaki.

"Desgraciadamente, se trata de, al menos, el tercer crimen de honor en el país en lo que va de semana. Estamos muy preocupados por la violencia contra mujeres y niñas en todo el mundo, incluyendo Pakistán", ha sostenido.

"Estamos especialmente preocupados por la violencia que se comete en nombre de la tradición y el honor", ha agregado Psaki, antes de solicitar al Gobierno que aplique la legislación recientemente aprobada para proteger los derechos de las mujeres.

Este mismo jueves, el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, ha reclamado a la Policía que investigue por qué sus agentes no intervinieron para impedir la lapidación, según ha informado un portavoz del mandatario.

Sharif ha señalado que es "inaceptable" que se cometa un crimen "tan brutal" delante de la Policía. "Me he dirigido al ministro para que tome acciones inmediatas y me entregue esta tarde un informe" sobre lo ocurrido, ha asegurado el primer ministro.

La reacción del mandatario se ha producido después de que Mohamed Iqbal, marido de la mujer lapidada, hubiese denunciado que la Policía no hizo nada para impedir la lapidación. "Les rogué que nos ayudasen, pero nos dijeron que no era su deber", ha declarado Iqbal. "Me quité la camisa y supliqué que la salvasen", ha añadido.

Farzana Iqbal, de 25 años, fue lapidada hasta la muerte el martes por sus familiares en lo que se considera un 'crimen de honor' por haberse casado con el hombre que amaba cuando habían concertado un matrimonio con su primo.

Muchas familias paquistaníes consideran que el hecho de que una mujer se case con un hombre de su elección provoca la deshonra de la familia. Todos los sospechosos, salvo el padre, se encuentran en paradero desconocido.

El hijo de Mohamed Iqbal declaró que un familiar de Farzana la tiró al suelo después de intentar matarla, mientras otros miembros de la familia le tiraban ladrillos. "Ella lloraba y gritaba 'no me matéis, os daré dinero'", ha señalado el marido.

El incidente tuvo lugar a las puertas de uno de los principales tribunales de Pakistán, al que la pareja acudió para defenderse de las acusaciones de secuestro presentadas por familiares de la víctima.

El pasado 12 de mayo, siete familiares de Farzana intentaron entrar en la oficina en la que trabajaba, pero varios compañeros les impidieron la entrada. Más tarde, la atacaron cerca de una comisaría. Varios agentes intervinieron y retuvieron a los familiares durante una hora antes de dejarlos en libertad sin cargos.

Para leer más