13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    EEUU anuncia un acuerdo con Turquía para un alto el fuego en su ofensiva contra las fuerzas kurdas en Siria

    EEUU anuncia un acuerdo con Turquía para un alto el fuego en su ofensiva contra las fuerzas kurdas en Siria
    Mike Pence2019 AIPAC POLICY CONFERENCE - ARCHIVO

    MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

    El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ha anunciado este jueves un acuerdo de alto el fuego en el norte de Siria para permitir la retirada de las fuerzas kurdas de la 'zona segura' que exige Turquía.

    "Estados Unidos y Turquía han acordado un alto el fuego en Siria", ha dicho, antes de agregar que Ankara "pausará la 'Operación Manantial de Paz' para permitir la retirada de las YPG --la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG)-- de la 'zona segura' durante 120 horas".

    Pence, que se ha reunido durante la jornada con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha manifestado que "todas las operaciones militares serán pausadas y la 'Operación Manantial de Paz' será parada totalmente una vez se complete la retirada (de las YPG)".

    "Hemos empezado a facilitar su retirada segura de las cerca de 20 millas (cerca de 32 kilómetros) en el área al sur de la frontera turca", ha indicado en rueda de prensa, al tiempo que ha recalcado que existe un acuerdo con Turquía para que "no inicie operaciones militares contra KobanI".

    Asimismo, ha dicho que ambos países "se comprometen a una resolución pacífica para una 'zona segura', trabajando sobre una base internacional, para garantizar que la paz y la seguridad define esta zona fronteriza de Siria".

    "Además, Turquía y Estados Unidos se han comprometido a derrotar las actividades de Estado Islámico en el noreste de Siria y a coordinar los esfuerzos en las instalaciones de detención y desplazados en zonas anteriormente controladas por Estado Islámico".

    Pence ha hecho hincapié en que se ha trasladado a Erdogan "la prioridad de respetar las vidas humanas vulnerables, los Derechos Humanos y las comunidades religiosas y étnicas en la región".

    "He hablado con (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump y sé que está muy agradecido por la voluntad de Erdogan de poner en marcha el alto el fuego y dar una oportunidad a una solución pacífica a este conflicto que se inició hace una semana", ha desvelado.

    En este sentido, ha defendido que el acuerdo es una solución que "salvará vidas" y que "supone una gran contribución a la seguridad en la región" y la "duradera relación entre Estados Unidos y Turquía".

    El vicepresidente estadounidense ha recalcado que Washington "no va a tener personal militar sobre el terreno" para garantizar el cumplimiento del acuerdo y ha incidido en que "seguiré actuando diplomáticamente, políticamente y en el plano humanitario".

    Pence ha indicado además que, de no haberse alcanzado este acuerdo durante la jornada de hoy, el Gobierno estadounidense habría anunciado "sanciones masivas" contra Ankara.

    "El presidente (Trump) ha decidido retirar las sanciones económicas (anunciadas a principios de semana) una vez se complete la operación", ha argüido, antes de resaltar que una vez esté en marcha el alto el fuego Washington "no impondrá nuevas sanciones" contra Turquía.

    "GRANDES NOTICIAS"

    Tras ello, Trump ha destacado a través de su cuenta en Twitter que "este acuerdo nunca habría podido alcanzarse hace tres días". "Era necesario que hubiera un poco de amor 'duro' para lograrlo. Genial para todos. Orgulloso de todos", ha dicho.

    "Este es un gran día para la civilización. Estoy orgulloso de que Estados Unidos haya estado junto a mí a la hora de seguir este camino necesario, si bien y de alguna forma poco convencional", ha sostenido.

    "La gente ha estado intentando lograr este 'acuerdo' desde hace muchos años. Se salvarán millones de vidas. ¡Felicidades a todos!", ha remachado el presidente.

    Minutos antes de la comparecencia de Pence, el mandatario había destacado que había "grandes noticias desde Turquía" y dio las gracias a Erdogan. "Se salvarán millones de vidas", zanjó.

    TURQUÍA NIEGA QUE SEA UN ALTO EL FUEGO

    Por su parte, el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha negado que el acuerdo alcanzado se trate de un alto el fuego y ha recalcado que "la 'Operación Manantial de Paz' no ha sido parada, sino pausada", según el diario local 'Daily Sabah'.

    "Esto no es un alto el fuego. Turquía sólo parará la operación una vez que todos los elementos terroristas abandonen la 'zona segura'", ha dicho, antes de argumentar que un alto el fuego sólo puede pactarse "entre dos partes legítimas".

    Asimismo, ha dicho que "este acuerdo no sólo incluye la retirada de los terroristas de las YPG, sino que contempla la incautación de sus armas y el desmantelamiento de fortificaciones y posiciones", ha agregado, antes de contradecir a Pence y sostener que Kobani no es parte del acuerdo.

    Cavusoglu había apuntado horas antes que Rusia había "prometido" a Turquía que las YPG y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) "no estarán al otro lado de la frontera".

    "Si Rusia, acompañado por el Ejército sirio, retira a los elementos de las YPG de la región, no nos opondremos a ello", arguyó, en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC.

    ZONA "GESTIONADA PRINCIPALMENTE" POR TURQUÍA

    Estados Unidos y Turquía han indicado en un comunicado conjunto pactado durante la reunión de este jueves que "la 'zona segura' será gestionada principalmente por las Fuerzas Armadas turcas".

    En el mismo, han confirmado que el acuerdo incluye la incautación de "fortificaciones y armamento pesado" de las YPG, al tiempo que incluye que Estados Unidos "entiende las legítimas preocupaciones de Turquía a nivel de seguridad en su frontera sur".

    Asimismo, ha agregado que "ambas partes incrementarán su coordinación de cara a la aplicación de todos los aspectos de la 'zona segura'", tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

    Turquía inició el 9 de octubre la 'Operación Manantial de Paz', días después de que Trump diera un giro de 180 grados a la alianza de Washington con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), hasta entonces un aliado clave en la lucha contra Estado Islámico, y retirara sus tropas de la zona, dando 'luz verde' a Turquía para su ofensiva.

    Desde entonces, la mayoría de los países de la comunidad internacional --incluidos Rusia e Irán-- han cargado contra Ankara y han advertido de que la operación podría tener un impacto negativo contra la lucha contra el grupo yihadista.

    El Ejército sirio empezó lunes a desplegarse en varios puntos clave del noreste de Siria tras el acuerdo alcanzado con líderes kurdos sirios para contrarrestar la ofensiva. Los kurdos han tildado de "puñalada por la espalda" la decisión de Trump.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Internacional