6 de diciembre de 2019
30 de octubre de 2014

EEUU considera poco probable que el Estado Islámico se haga con el control de Kobani

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Estados Unidos para la coalición internacional contra el grupo extremista Estado Islámico, John Allen, ha afirmado este miércoles que es poco probable que la formación se haga con el control de la localidad siria de Kobani (norte), especialmente tras la llegada a la misma de combatientes peshmerga desde el Kurdistán iraquí.

"No creemos que Kobani vaya a caer en manos del ISIS --Estado Islámico de Irak y el Levante, anterior nombre del grupo--, ya que la entrada de peshmerga lo evitará", ha sostenido durante una entrevista concedida a la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.

Salé Moslem, el copresidente del Partido Unión Democrática (PYD), la principal formación kurda siria, ha manifestado este mismo miércoles que se espera que los peshmerga consigo armamento antitanque y antiblindados cuando entren en la localidad.

"Se supone que traerán (...) principalmente armamento antitanque", ha apuntado. "Por supuesto, además de eso tienen algunas armas (...) para defenderse a sí mismos también. Pero principalmente se trata de artillería o armamento antitanque", ha añadido.

Algunos peshmerga han llegado ya este miércoles al sureste de Turquía. Un avión de Turkish Airlines ha aterrizado en la ciudad de Sanliurfa hacia las 1:15 horas en medio de fuertes medidas de seguridad, según un corresponsal de Reuters. Un convoy de autobuses escoltado por jeeps blindados y coches policiales ha abandonado el aeropuerto poco después.

SITUACIÓN EN IRAK

Por otra parte, Allen ha reconocido que "Irán tiene un papel que jugar en Irak" y ha aplaudido los "pasos positivos" dados por Teherán en el marco de la lucha de las fuerzas iraquíes contra la formación yihadista.

Abundando en la situación en este país, Allen ha descartado que la coalición internacional haya tomado una decisión respecto a la posibilidad de armar a las tribus que se han unido a la lucha contra el Estado Islámico. "No hay una decisión sobre armar a las tribus", ha zanjado.

El grupo es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.

Estado Islámico proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.

Para leer más