30 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

EEUU.- La defensa de Moussaoui teme que la pena de muerte convierta en mártir a este colaborador de Al-Qaeda

Nueva York, 24 Abr. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

La defensa de Zacarías Moussaoui, el único implicado en los atentados del 11 de septiembre que se sienta ante un tribunal, pidió hoy la cadena perpetua para su cliente, asegurando que de ser sentenciado a la pena capital, como así reclama la Fiscalía, se estarían elevando sus acciones a la categoría de martirio.

Durante el día de hoy tanto la defensa de este ciudadano francés como la Fiscalía presentaron ante el tribunal y el jurado que considera el caso sus alegatos. El jurado será el responsable ahora de examinar las pruebas y los hechos presentados por ambas partes y transmitir al juez su decisión que es consideraba vinculante.

El abogado Gerald Zerkin, encargado de la defensa de Moussaoui, basó su alegato final, en el que reclama la no aplicación de la pena de muerte, en la repercusión que tendría tal hecho y que daría más poder tanto a Moussaoui como a su causa, logrando lo que se había propuesto en un primer momento y no logró el 11 de septiembre de 2001, "morir en la Yihad".

Por el contrario, aseguró que la verdadera justicia se lograría únicamente si se obligara al condenado a vivir "una vida miserable" y perpetuar esta condena hasta el día de su muerte no concediéndole la bendición que recibe un mártir con la muerte "sino la muerte larga y lenta de un delincuente común".

ATRAER A BIN LADEN.

David Raskin, fiscal en el caso, rechazó como válidos los argumentos que pretenden justificar el comportamiento de Moussaoui en base a un pretendido desequilibrio mental o la posición de la defensa que intenta hacer ver al jurado que su sentencia a muerte podría convertirle en un mártir que otros terroristas intentarían emular.

Rasdin aseguró que la defensa intentaba sembrar el miedo entre el jurado haciéndoles creer que una sentencia de pena de muerte atraería la atención de Osama bin Laden, líder de la red terrorista, por lo que pidió "poner fin a su odio" y condenar al acusado a la pena capital.