23 de julio de 2019
24 de septiembre de 2008

EE.UU.- La FED acuerda con los bancos de Australia, Dinamarca, Noruega y Suecia inyectar 30.000 millones de dólares

MADRID/NUEVA YORK, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Reserva Federal Estadounidense anunció hoy el establecimiento de acuerdos recíprocos temporales ('swap line') con los bancos centrales de Australia, Dinamarca, Noruega y Suecia, para aliviar las presiones sobre el dólar a corto plazo en los mercados, con una inyección de 30.000 millones de dólares (unos 20.400 millones de euros).

Este acuerdo está en línea con el alcanzado con el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales de Inglaterra, Canadá, Japón y Suiza la semana pasada, diseñado para mejorar las condiciones de liquidez en los mercados financieros mundiales, por lo que la cantidad total asciende ya a 277.000 millones de dólares (unos 188.700 millones de euros).

Además, los citados bancos continuarán trabajando juntos durante este "período de estrés" en el mercado y se comprometen a "tomar medidas adicionales cuando sea necesario".

El Comité de Mercado Abierto de la Fed ha autorizado una ampliación de sus acuerdos recíprocos temporales con los citados bancos, lo que aporta mayor liquidez a los sistemas financieros gracias a la inyección de 30.000 millones de dólares.

En concreto, la FED proveerá liquidez por importe de 10.000 millones de dólares (unos 6.800 millones de euros) al Banco de Australia y al de Suecia, mientras que aportará 5.000 millones de dólares (34.400 millones de euros) a los de Dinamarca y Noruega.

Esta cantidad se une a los 247.000 millones de dólares (168.000 millones de euros al cambio actual) de liquidez en dólares de hasta 110.000 millones de dólares (74.908 millones de euros) en el caso del BCE, y hasta 27.000 millones de dólares (18.386 millones de euros) para el Banco Central de Suiza.

Además, las nuevas líneas autorizadas la semana pasada suponían la provisión de 60.000 millones de dólares (40.863 millones de euros) para el banco de Japón, 40.000 millones de dólares (27.242 millones de euros) para el Banco de Inglaterra y 10.000 millones de dólares (6.810 millones de euros) para el Banco de Canadá.