20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 4 de junio de 2008

    EEUU.- HRW denuncia que EEUU desatiende las necesidades médicas de los inmigrantes detenidos a la espera de deportación

    WASHINGTON, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que las autoridades estadounidenses desatienden las necesidades médicas de los inmigrantes que se encuentran detenidos a la espera de su deportación y advirtió de que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ni siquiera conoce cuántos de estos inmigrantes viven con VIH o sida, cuántos necesitan tratamiento o cuántos están recibiendo la atención requerida.

    En los últimos cinco años, más de 80 inmigrantes fallecieron mientras se encontraban bajo custodia del Departamento o inmediatamente después de que se les pusiera en libertad, aseguró la organización en un comunicado.

    "El Departamento de Seguridad Nacional tiene a más de 30.000 personas bajo detención e invierte millones de dólares en el cuidado de su salud", afirmó la investigadora del programa de VIH/Sida de Human Rights Watch, Megan McLemore. "Sin embargo, los estándares inconsistentes de atención y una supervisión inadecuada están conduciendo a sufrimientos y fallecimientos innecesarios", advirtió.

    En un escrito presentado al Subcomité de Inmigración, Ciudadanía, Refugiados, Seguridad Fronteriza y Derecho Internacional del Congreso, HRW subrayó la deficiente atención brindada a inmigrantes que viven con VIH/sida.

    Al respecto, la ONG señaló que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos no sabe cuántas personas inmigrantes que se encuentran bajo su custodia viven con VIH o sida, cuántas necesitan tratamiento o cuántas están recibiendo la atención que requieren. Aparte, las políticas del Departamento no cumplen las normas nacionales o internacionales sobre la atención y el tratamiento apropiados para el VIH/sida y la agencia tampoco aplica sus propios estándares mínimos.

    Ante esto, HRW exhortó "urgentemente" al Congreso a que apruebe la Ley de Atención Médica Básica para Personas Detenidas de 2008 (Proyecto de Ley 5059 del Congreso), recientemente propuesta por Zoe Lofgren, congresista demócrata por el Estado de California.

    "Esta legislación obliga al DHS a brindar atención médica que cumpla con las normas nacionales e internacionales", dijo McLemore. "De igual importancia es que obligará al DHS a dar a conocer al Congreso y al público todas las muertes que sucedan bajo detención, lo cual llevará rendición de cuentas y transparencia a lo que hoy día es un sistema sumamente cerrado", añadió.

    Asimismo, Human Rights Watch destacó la necesidad de que haya una mayor supervisión federal para asegurar que el DHS cumpla sus obligaciones de proporcionar atención médica adecuada a personas inmigrantes detenidas, de conformidad con las leyes estadounidenses e internacionales.