21 de marzo de 2019
18 de febrero de 2010

EE.UU. no tiene intenciones de recibir al enviado de Corea del Norte

SEÚL, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos no tiene intención de recibir al enviado para asuntos nucleares de Corea del Norte para dialogar su regreso a las negociaciones a seis bandas sobre su programa atómico, aseguró este miércoles el viceportavoz del Departamento de Estado norteamericano, Mark Toner.

"No tengo nada que anunciar al respecto, al menos no en este momento", señaló Toner preguntado por la agencia surcoreana Yonhap.

Fuentes diplomáticas en Washington habían informado de que el viceministro de Exteriores de Corea del Norte, Kim Kye Gwan, tiene previsto para viajar a Estados Unidos para participar en un congreso académico el próximo mes de marzo.

Ante los recientes gestos de acercamiento diplomático entre Washington y Pyongyang, muchos analistas han señalado que la visita de Kim al país norteamericano podría suponer el regreso de Corea del Norte al proceso de negociaciones a seis bandas sobre su programa nuclear, según analistas.

Dichas conversaciones --celebradas entre las dos Coreas, Estados Unidos, Japón, China y Rusia-- fueron interrumpidas unilateralmente por Pyongyang en diciembre de 2008. Corea del Norte indicó recientemente que estaba dispuesto a volver a negociar si primero se mantenía un diálogo bilateral entre su Gobierno y el de Estados Unidos, algo que ocurrió el pasado mes de diciembre con la visita del enviado norteamericano Stephen Bosworth.

Pyongyang solicita que se retiren las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el pasado año, en respuesta al ensayo nuclear y a varios lanzamientos de misiles realizados por Corea del Norte.

El viaje del representante norcoreano a Estados Unidos marcaría el segundo contacto bilateral entre ambos países en un plazo de tres meses. Sin embargo, la visita de Kim sería poco fructífera si las autoridades norcoreanas mantienen su demanda de remplazar el armisticio de 1953 por un tratado de paz. Una cuestión que es la principal fuente de conflicto y de hostilidades entre Washington y Pyongyang, según Corea del Norte.

Tanto Corea del Sur como Estados Unidos han dicho que no aceptarán las demandas realizadas por el Gobierno norcoreano, ya que éstas sólo podrán ser tratadas en el marco del diálogo a seis bandas si antes se logran avances en materia nuclear.