8 de marzo de 2021
26 de septiembre de 2014

EEUU pide a la comunidad internacional más control de las enfermedades contagiosas y mortales

WASHINGTON, 26 Sep. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha pedido a la comunidad internacional que vigile los brotes de ébola, el MERS y otras enfermedades mortales que suponen una amenaza para la seguridad global y que requieren una respuesta rápida y amplia para proteger la seguridad de la población.

Altos cargos de la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado se han reunido con representantes de 44 países y agencias multilaterales, incluidas Naciones Unidas y el Banco Mundial, para pedir la implantación de los estándares globales acordados hace siete años para tratar con las epidemias mortales y otros riesgos para la salud, incluidos los ataques biológicos, aunque el tema principal ha sido el brote de ébola.

"Si se deja sin abordar, el ébola tiene el potencial de causar una inestabilidad que hemos visto desde la guerra civil de Liberia", ha señalado el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.

La comunidad internacional ha movilizado a cientos de personas y ha destinado miles de millones de dólares para controlar el estallido de ébola que, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, podría infectar a una media de entre 550.000 y 1,4 millones de personas en enero si no se hace nada para evitarlo. Los expertos han denunciado en varias ocasiones el retraso de la respuesta de la comunidad internacional.

"Este es probablemente el desafío global sanitario más difícil al que nos hemos enfrentado en nuestra vida", ha dicho el asistente de dirección general de seguridad sanitaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Keiji Fukuda.

La pieza central de la iniciativa de la seguridad sanitaria global es el establecimiento de los estándares de 2007 conocidos como Regulaciones Sanitarias Internacionales. Sin embargo, menos del 20 por ciento de los 194 países de la OMS las han puesto en práctica.

Las autoridades de Estados Unidos han dicho que el objetivo final es equipar a cada país con un laboratorio de seguridad y sistemas de vigilancia sanitaria para detectar los patógenos y las operaciones de emergencia que pueden controlar de manera inmediara los brotes.

"Es una lucha que sabemos cómo ganar", ha asegurado la consejera de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice. "Tenemos las herramientas y la capacidad, todo lo que necesitamos es voluntad política", ha concluido.

Para leer más