17 de octubre de 2019
22 de enero de 2009

EEUU.- La Policía de Dallas cifra en un millón de dólares al año el coste de vigilar el barrio donde residirá Bush

El ex presidente vivirá en una casa de 2,1 millones de dólares y recibirá un salario de más de 190.000 dólares al año del Estado

NUEVA YORK, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ya ex presidente estadounidense George W. Bush se encuentra actualmente en su rancho de Crawford, en Texas, pero está previsto que se traslade próximamente a su nueva casa en un prestigioso barrio de Dallas, donde ya se están haciendo los preparativos para garantizar su seguridad, sobre todo en los primeros meses ante la afluencia de prensa y curiosos. Así, la Policía local estima que necesitará alrededor de un millón de dólares al año para cubrir estos gastos.

Según indicó ayer el jefe de la Policía de Dallas, David Kunkle, el coste de apostar a dos agentes las 24 horas del día en el barrio de Preston Hollow donde residirá Bush para controlar el tráfico y a los curiosos podría ascender a un millón de dólares al año, aunque, reconoció, "dependerá de la cantidad de interés y curiosidad" que el ex presidente despierte.

Actualmente, según informa el 'Dallas Morning News', la Policía local tiene previsto apostar agentes en el barrio para controlar a las multitudes de curiosos que se prevé se acerquen hasta el barrio una vez que los Bush se trasladen a su nuevo hogar. "No sé cuánto tiempo tendremos que tener apostados agentes", añadió Kunkle.

El jefe de la Policía de Dallas precisó que aunque no se prevé ofrecer a Bush caravanas policiales en sus desplazamientos, en aquellas ocasiones concretas en que éste necesite escolta se le facilitará.

Por su parte, la gerente de la ciudad de Dallas, Mary Suhm, dijo que el Ayuntamiento no prevé pedir al Gobierno federal que reembolse los gastos para la protección de Bush. "No creo que sea un gasto excesivo", aseveró, asegurando que Dallas "va a cuidar del presidente como cuidaríamos de cualquiera de nuestros ciudadanos".

De momento, lo que sí ha aprobado el Ayuntamiento de Dallas es la instalación de una puerta para bloquear el acceso a la mansión en Daria Place de los Bush. Según explicó el vicegerente de la ciudad, Ramón Míguez, el personal de Bush debe enviar un plano para la construcción de la puerta al Ayuntamiento y una vez lo haga el departamento de obras públicas lo revisará y dará su visto bueno si cumple con los requisitos.

NUEVO HOGAR

El traslado de los Bush a su nueva casa, por la que habrían pagado 2,1 millones de dólares, se prevé que se produzca en marzo. El ex presidente asegura no conocer el que será su nuevo hogar, ya que la adquisición la ha llevado a cabo Laura hace ya varios meses. El matrimonio ya había vivido en Dallas entre diciembre de 1988 y enero de 1995, antes de trasladarse a la residencia del gobernador de Texas en Austin.

La casa y sus jardines, de casi 790 metros cuadrados, fue construida en 1959 y remodelada en 1980. De una sola planta, está construida en ladrillo rojo y cuenta con cuatro dormitorios y cuatro baños. En el recinto hay también un garaje separado y alojamientos para los sirvientes. Además, la mansión se encuentra muy cerca de la Universidad Metodista del Sur, donde Bush pretende construir una biblioteca que, según el 'Washington Post' podría costar unos 500 millones de dólares, 300 de ellos sólo la construcción.

SALARIO PRESIDENCIAL

Para afrontar estos gastos y los demás que le acarree su nueva vida como ex presidente, Bush cuenta con una asignación anual por parte del Gobierno federal de 191.300 dólares para el resto de su vida. Además, y gracias a la Ley de ex presidentes aprobada a finales de los 1950, el ex mandatario tendrá derecho a atención médica gratuita en cualquier hospital militar así como a una asignación de personal y asistentes.

Igualmente contará con protección de los servicios secretos, pero sólo durante un plazo de 10 años. Hasta el mandato de Bill Clinton, los ex presidentes gozaban de protección durante el resto de sus vidas, pero esta norma se cambio, siendo precisamente el ex presidente demócrata el último en gozar de dicho privilegio. Sólo un ex presidente, Richard Nixon, renunció a protección al término de su mandato.