20 de octubre de 2020
6 de febrero de 2020

EEUU presenta nuevas exigencias a los talibán para una "reducción de la violencia" en Afganistán

EEUU presenta nuevas exigencias a los talibán para una "reducción de la violencia" en Afganistán
E líder de la oficina política talibán en Qatar, el mulá Abdul Ghani Baradar, saluda a un alto cargo del Ministerio de Exteriores ruso en una reunión en Moscú - EMIN DZHAFAROV - ARCHIVO

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha presentado a los talibán nuevas exigencias de cara a la declaración de una "reducción de la violencia" en el marco del proceso de paz en el país, según fuentes citadas por la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Las delegaciones de Washington y los insurgentes están negociando la declaración de un alto el fuego en el país, algo a lo que se niegan los talibán, que hablan de una "reducción de la violencia" durante siete días después de que Estados Unidos firme el acuerdo de paz.

Sin embargo, Muyib Rahimi, portavoz del primer ministro, Abdulá Abdulá, ha indicado que el enviado especial estadounidense para Afganistán, Zalmay Khalilzad, habría presentado nuevas propuestas a los talibán para extender la duración de esta "reducción de la violencia".

"Khalilzad pensaba que los talibán estaban preparados para discusiones más serias", ha dicho, antes de agregar que el enviado estadounidense considera que la propuesta de los insurgentes están "en un nivel inaceptable" para Washington.

En este sentido, Rahimi ha desvelado que Khalilzad "presentó más condiciones y está a la espera de que los talibán respondan". Fuentes de los talibán han indicado que las partes están cerca de un acuerdo que implicaría "un alto el fuego no oficial".

A mediados de enero surgieron informaciones en medios afganos que apuntaban a que el líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, habría aceptado una "reducción de la violencia" durante un periodo de siete días.

Sin embargo, el asesor de Seguridad Nacional de Afganistán, Hamdulá Mohib, recalcó que "la paz para el pueblo significa el fin de la violencia" y que por eso el Gobierno "insiste en que es necesario un alto el fuego para crear un ambiente propicio para las conversaciones".

A lo largo del último año y medio, los representantes de Estados Unidos y de los talibán afganos han mantenido al menos diez rondas de conversaciones directas, la mayoría de ellas en Qatar, donde los integristas afganos tienen una oficina de representación política.

En septiembre de 2019, Estados Unidos y los talibán estaban a punto de cerrar un acuerdo de paz cuando el presidente de Estados Unidos anunció la ruptura del proceso tras un atentado de los insurgentes que acabó con la vida de un militar estadounidense en la capital afgana, Kabul.

Las conversaciones se reanudaron en diciembre tras un intercambio de prisioneros acordado por el Gobierno de Kabul con los integristas. El futuro acuerdo de paz incluirá un calendario de retirada de tropas estadounidenses e internacionales y garantías por parte de los talibán de que el país no volverá a convertirse en un refugio para milicianos de grupos terroristas.

Por contra, en el proceso no ha participado hasta ahora el Gobierno afgano, encabezado por su presidente, Ashraf Ghani, al que los insurgentes consideran un "títere" de Estados Unidos.

Para leer más