12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 24 de julio de 2019

    Egipto dice la demolición de viviendas palestinas en Jerusalén Este daña los esfuerzos por la paz

    Egipto dice la demolición de viviendas palestinas en Jerusalén Este daña los esfuerzos por la paz
    Demolición de viviendas palestinas en Jerusalén EsteREUTERS / MUSSA QAWASMA

    MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Egipto ha condenado este miércoles la demolición de viviendas palestinas por parte de Israel en una zona situada cerca del muro levantado en Cisjordania y ha recalcado que esta medida daña los esfuerzos para lograr la paz.

    El Ministerio de Exteriores ha advertido sobre "el peligro de estas acciones sobre los esfuerzos para lograr una paz justa y exhaustiva" y ha expresado su "rechazo" a "cualquier acción que busque cambiar el 'statu quo' en Jerusalén".

    En este sentido, ha dicho que ello "contraviene las resoluciones relevantes de legitimidad internacional y otros acuerdos internacionales y humanitarios", según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

    Por ello, ha subrayado la "firme postura" de El Cairo "en apoyo a los derechos legítimos del pueblo palestino" y ha reiterado que seguirá trabajando para intentar relanzar un proceso de paz fundamentado en la solución de dos estados.

    Las autoridades de Israel iniciaron el lunes la demolición de decenas de viviendas palestinas en Wadi Humus, en Jerusalén Este, argumentando que están demasiado cerca de la barrera de seguridad.

    Wadi Humus está en la zona de Sur Baher, dentro de los límites municipales de Jerusalén pero en las áreas A y B controladas por la Autoridad Palestina. Sus vecinos recibieron los permisos de construcción de la ciudad palestina de Belén, que tiene jurisdicción sobre Wadi Humus.

    En 2011, una normativa israelí prohibió construir cerca de la barrera de seguridad, pese a lo cual las obras en Wadi Humus comenzaron en 2014. El pasado mes de junio, el Tribunal Supremo avaló la demolición de estas viviendas, una decisión que el domingo fue confirmada en segunda instancia.

    El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, advirtió de que la demolición de viviendas palestinas en la zona ocupada de Jerusalén Este "constituye una grave violación de la Cuarta Convención de Ginebra, así como un crimen de guerra bajo el Estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional".

    "Las políticas y prácticas ilegales de Israel, que van desde las demoliciones de viviendas a los desplazamientos forzados, en Jerusalén Este y el resto de la Palestina ocupada solo tienen un propósito: la preservación y expansión de la empresa colonial israelí a expensas de las tierras y del pueblo palestinos", manifestó Erekat en un comunicado.

    Por su parte, tres altos cargos de Naciones Unidas criticaron las demoliciones y dijeron que "entre otras cosas, la destrucción de propiedad privada en un territorio ocupada sólo es permisible cuando es absolutamente necesario para operaciones militares, lo que no es el caso".

    Para leer más