29 de marzo de 2020
20 de diciembre de 2008

Egipto.- HRW advierte a Egipto de que no debe deportar a eritreos sin permitir antes el acceso de ACNUR a sus casos

EL CAIRO, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Egipto no debería bajo ninguna circunstancia deportar a los ciudadanos de Eritrea que buscan asilo que se encuentran detenidos sin permitir primero el acceso del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, a las peticiones de asilo, afirmó la ONG Human Rights Watch (HRW).

Actualmente hay 98 emigrantes eritreos en el centro de detención de Najil en el norte del Sinaí, cerca de la ciudad de Al Arish. Según uno de los abogados que llevan sus casos, al menos 40 de ellos han dicho que no quieren regresar, mientras que otro dijo que muchos quieren pedir asilo, indicó la ONG en un comunicado.

Miembros de la Embajada de Eritrea han visitado a los detenidos en el último mes, y la semana pasada comenzaron a sacarles fotografías y a rellenar los formularios para iniciar el proceso de deportación. Por el contrario, la misión de ACNUR en El Cairo no ha conseguido tener acceso a ninguno de los centros de detención del Sinaí, donde Egipto tiene a la mayoría de los emigrantes detenidos.

"Es vergonzoso que las autoridades egipcias den acceso a los miembros de la Embajada eritrea a sus ciudadanos, que podrían ser perseguidos por su Gobierno, mientras que se lo impide a la agencia de la ONU, que debería revisar sus peticiones de asilo", explicó el subdirector de Human Rights Watch para Oriente Próximo y el norte de África, Joe Stork. "Puede tener un impacto en la seguridad de sus familias en Eritrea, y suscita importantes cuestiones sobre la naturaleza voluntaria de cualquier decisión de regresar a Eritrea", añadió.