19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 7 de marzo de 2014

    Al Sisi dice que la situación económica de Egipto es "muy difícil"

    Al Sisi dice que la situación económica de Egipto es "muy difícil"
    AMR DALSH / REUTERS

    MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

       El jefe del Ejército y ministro de Defensa de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha afirmado este jueves que la situación económica que atraviesa el país es "muy difícil", en lo que ha sido interpretado como un mensaje sobre su voluntad de hacer frente a la crisis en caso de que sea electo como nuevo presidente del país.

       "Puedo ver los problemas de Egipto frente a mis ojos como os estoy viendo a todos vosotros ahora. El país no se desarrollará hablando, sino a través del trabajo duro y la insistencia", ha dicho, según ha informado la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.

       Al Sisi anunció el martes que en los próximos días iniciará los trámites para registrarse como candidato en las próximas elecciones presidenciales, argumentando que no podía "dar la espalda" a los llamamientos de la "mayoría" de los egipcios para que se presentara a los comicios.

       "No puedo dar la espalda cuando la mayoría quiere que me presente a presidente", aseguró Al Sisi, el militar que lideró el golpe de Estado que acabó, el 3 de julio de 2013, con el mandato del hasta entonces presidente de Egipto, el islamista Mohamed Mursi, el primer mandatario elegido en unas elecciones democráticas en el país norteafricano.

       A pesar de los llamamientos desde diversos sectores para que se presentara a las elecciones presidenciales, Al Sisi no había confirmado hasta ahora que estuviera dispuesto a hacerlo ni siquiera cuando el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, la junta militar que él mismo dirige, le instó a presentarse a los comicios.

       La figura de Al Sisi ha sido ensalzada en los últimos meses por el Gobierno y algunos sectores del país, que le han presentado como una figura con respaldo popular y con capacidad para encabezar los esfuerzos para estabilizar el país y devolver la seguridad en todo el territorio, en medio de los últimos ataques terroristas.

       Por contra, el jefe del Ejército y ministro de Defensa no cuenta únicamente con la oposición de los Hermanos Musulmanes y otros grupos afiliados, sino también de grandes sectores de los revolucionarios, que le consideran una figura represiva y vinculada con los métodos de la cúpula militar de Mubarak.

       Asimismo, las constantes críticas de diversas ONG internacionales contra el Ejecutivo interino por sus medidas represivas contra los manifestantes y los opositores y su decisión de catalogar a Hermanos Musulmanes como organización terrorista, han empañado el proceso de transición.

       Las fuerzas de seguridad han matado a miles de seguidores de la organización islamista y unos 400 militares y policías han muerto, muchos de ellos en ataques de milicianos islamistas en la península del Sinaí, que hace frontera con Israel y la Franja de Gaza.

       En base a la 'hoja de ruta' promulgada por el presidente interino, Adli Mansur, las elecciones presidenciales y parlamentarias deberán celebrarse en un plazo de seis meses desde la aprobación de la Constitución.