5 de marzo de 2021
9 de junio de 2014

Egipto transfiere la competencia del puerto Al Arish al Ejército

EL CAIRO, 9 Jun. (Reuters/EP) -

Egipto ha transferido la competencia del puerto de Al Arish, en la península del Sinaí, de una agencia privada a las Fuerzas Armadas, y ha argüido razones de seguridad nacional, ya que los ataques militares se han incrementado en la zona desde el pasado año.

Aunque el entonces presidente interino, Adly Mansour, tomó la decisión la semana pasada, no se ha conocido hasta hoy. El Boletín Oficial ya incluía un apéndice el pasado jueves en el que se declaraba que las acciones del Estado en el puerto de Al Arish y su administración pasarían de ser competencia de la Autoridad Portuaria de Port Said a depender del Ministerio de Defensa y Guerra.

"La seguridad nacional de Egipto requiere que el puerto esté bajo el control de las Fuerzas Armadas dada su sensible ubicación", ha asegurado el jefe de la Autoridad Portuaria de Port Said y general retirado, Ahmed Sharaf. Sharaf ha confirmado que los empleados del puerto seguirán trabajando como siempre pero ha dicho que no sabe si las Fuerzas Armadas podrían aumentar el número los trabajadores o reemplazarlos.

El anuncio se ha producido un día después de que el exjefe del Ejército Abdelfatá al Sisi, que expulsó al presidente islamista Mohamed Mursi el pasado julio, haya sido nombrado nuevo jefe del Estado.

Al Sisi se ganó la lealtad de las instituciones después de derrocar a Mursi, y gran parte de su popularidad tiene sus raíces en el Ejército. Sin embargo, la sociedad también teme que esta acción dé más poder a los militares y aumente su papel dominante en la vida política y económica del país. Durante su campaña electoral, Al Sisi afirmó que no tendría reparos en recurrir al Ejército para reconstruir la economía, golpeada por los tres años de conflicto político, que ha alejado a los turistas y a la inversión extranjera.

El pasado sábado, una compañía cercana al Ejército y dirigida por un oficial retirado fue nombrada contratista para la primera fase de un proyecto financiado por Emiratos Árabes Unidos para reconstruir 25 silos de trigo. La militarización del puerto, probablemente, aumente las críticas y las preocupaciones de los egipcios que están volviendo a vivir bajo normas totalitarias, tras la esperanza de democracia que llevó la Primavera Árabe hace tres años.

Para leer más