20 de junio de 2019
2 de octubre de 2014

Retiran los cargos contra un soldado que mató a dos menores en Irak

SEATTLE (ESTADOS UNIDOS), 2 Oct. (Reuters/EP) -

   El Ejército de Estados Unidos ha retirado los cargos por asesinato premeditado que pesaban contra un soldado acusado de matar a dos menores sordomudos iraquíes desarmados en 2007, según han informado fuentes militares.

   El Ejército no ha publicado las razones de la decisión, afirmando únicamente que ha llegado después del proceso preliminar que se inició en abril. "Los dos cargos de asesinato fueron rechazados por la autoridad del tribunal militar", ha indicado.

   Pese a ello, el Ejército ha recordado que el sargento primero Michael Barbera sigue haciendo frente a cargos por obstrucción y comunicación de una amenaza. Por el momento no hay fecha prevista para el juicio, que se celebrará en la base conjunta Lewis-McChord de Washington.

   El incidente tuvo lugar el 6 de marzo de 2007 en la provincia de Diyala, cuando Barbera, que era líder de un equipo, tiroteó a dos niños de 14 y 15 años de edad cuando estaban pastoreando en la zona.

   Poco después, ordenó a su equipo que matara a un tercer adolescente que estaba junto a ellos. Barbera aseguró a sus superiores que los niños eran insurgentes, si bien la investigación reveló que eran dos niños sordomudos sin afiliación alguna con las milicias.

   El caso de Barbera consiguió la atención pública después de que un diario de Pittsburgh publicara en 2012 las declaraciones de varios soldados estadounidenses que aseguraron estar preocupados por los asesinatos cometidos impunemente por un compañero, que fue absuelto en primera instancia.

   En junio de 2013, el sargento Robert Bales se declaró culpable de matar a 16 civiles afganos en 2012 y dos meses antes el sargento John Russel se declaró culpable de matar a cinco soldados estadounidenses en una clínica mental de Bagdad en 2009.

Para leer más