22 de noviembre de 2019
11 de abril de 2019

El Ejército ordena a los manifestantes que se dispersen en Jartum citando el toque de queda impuesto en Sudán

El Ejército ordena a los manifestantes que se dispersen en Jartum citando el toque de queda impuesto en Sudán
REUTERS / STRINGER .

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Sudán ha reclamado este jueves a los cientos de manifestantes concentrados frente a la sede del Ministerio de Defensa en la capital, Jartum, que se dispersen debido a la entrada en vigor del toque de queda en el país, aplicable a partir de las 22.00 horas (hora local).

Los avisos han sido formulados horas después de que el ministro de Defensa y vicepresidente de Sudán, Awad Mohamed Ahmed Ibn Auf, confirmara el arresto del presidente, Omar Hasán al Bashir, la suspensión de la Constitución y la creación de un consejo militar que dirigirá el país durante los próximos dos años.

Según las informaciones facilitadas por la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA, los militares han reclamado a los concentrados que se retiren "por su propia seguridad". El toque de queda estará vigente entre las 22.00 y las 4.00 horas.

Por su parte, la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), uno de los principales promotores de las protestas contra Al Bashir, ha denunciado "un intento del régimen de reemplazar a un asesino por otro" y ha pedido a la población que rechace el toque de queda.

"Rompamos el toque de queda y dejemos las cosas claras", ha dicho en una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter, en los que ha resaltado que "el régimen podría atreverse a arrestar a algunos rebeldes durante un tiempo, pero no puede arrestar a toda la población y restringir su movimiento".

Por ello, ha reiterado que se mantendrán las movilizaciones y sentadas en la capital y otras localidades del país y "no se cumplirá" con el toque de queda. "Resistimos pacíficamente", ha subrayado la SPA.

"Pedimos a los oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas que se alineen con la elección de las masas y las defiendan, no obedeciendo las órdenes de la tiranía de la imagen fracasada del golpe de Estado", ha remachado.

Así, Salma Eljazin, responsable de urgencias del Hospital Royal Care International, ha señalado en declaraciones a la emisora Radio France Internationale que parte de los concentrados no quieren irse. "Creemos que habrá violencia", ha alertado.

El Ejército ha terminado así por forzar la salida de Al Bashir, tras casi cuatro meses de protestas contra el mandatario --en el poder desde 1989--, durante las que varias decenas de manifestantes han muerto y miles de ellos han sido detenidos en todo el país.

En respuesta, la Unión Africana ha dicho que el golpe de Estado militar en Sudán "no es la respuesta apropiada a los desafíos" y ha pedido a todas las partes implicadas "que ejerzan la calma y la máxima contención y respeten los derechos de los ciudadanos, nacionales extranjeros y la propiedad privada, en interés del país y su pueblo".

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha hecho también un llamamiento a la "calma" y la "máxima contención" y ha expresado su deseo de que "las aspiraciones democráticas del pueblo sudanés sean satisfechas a través de un proceso de transición apropiado e inclusivo".

Para leer más