15 de diciembre de 2019
25 de enero de 2009

El Ejército de Sri Lanka inicia su ofensiva final contra el último reducto de los rebeldes tamiles

El Ejército de Sri Lanka inicia su ofensiva final contra el último reducto de los rebeldes tamiles
REUTERS

COLOMBO, 25 Ene. (Reuters/EP) -

El Ejército de Sri Lanka anunció hoy que sus tropas han entrado en Mullaittivu, el último reducto de los rebeldes de Liberación de la Tierra Tamil (conocidos como los Tigres tamiles).

Esta ciudad portuaria del este del país es el último objetivo militar dentro de la enorme ofensiva destinada a acabar con las actividades de los rebeldes separatistas de la etnia tamil, en guerra desde hace un cuarto de siglo contra el Gobierno de Sri Lanka.

"La 59 División ha entrado hace poco en Mullaittivu y es cuestión de tiempo que asuman el control completo de la zona", declaró el portavoz del Ministerio de Defensa, Keheliya Rambukwella. El representante militar ante los medios de comunicación, general de brigada Udaya Nanayakkara, añadió que "están teniendo lugar intensos combates para redefinir el estatus de la zona".

El Ejército de Sri Lanka logró, a principios de mes, dos importantes victorias con la toma de Kilinochchi, hasta ese momento "capital" de los rebeldes tamiles, y del estratégico Paso del Elefante, que une la península de Jaffna con el resto de la isla.

Así pues, y según cifras del Ministerio de Defensa, los rebeldes han retrocedido considerablemente en sus posiciones desde la última vez que se reanudaron los enfrentamientos en 2006 tras un frágil alto el fuego gestionado por Noruega: ahora sólo controlan 365 kilómetros cuadrados, en lugar de los 15.000 de hace casi tres años.

Mientras, organizaciones humanitarias insisten en que casi un cuarto de millón de civiles permanece atrapado en el este del país, y acusan al Gobierno y a los rebeldes de emplear a la población no combatiente como escudos humanos. Todas las zonas que se despejan para usarse como corredores humanitarios son rápidamente invadidas bien por las tropas, bien por los Tigres.

La presencia de los medios de comunicación en el lugar es nula, por lo que es imposible verificar estos datos de manera independiente.