1 de diciembre de 2020
16 de octubre de 2020

El Ejército yemení y los huthis completan el intercambio de prisioneros estipulado en los esfuerzos de paz

El Ejército yemení y los huthis completan el intercambio de prisioneros estipulado en los esfuerzos de paz
Intercambio de prisoneros en Yemen - COMITÉ INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Ejército de Yemen y la insurgencia huthi han completado este viernes el intercambio de prisioneros fijado en las conversaciones de paz el pasado mes de septiembre en Suiza para poner fin a más de cinco años de guerra en el país, escenario de la mayor catástrofe humanitaria de la actualidad.

El intercambio de, aproximadamente, un millar de prisioneros de ambos bandos ha concluido este viernes, el segundo y último día de traslados aéreos de combatientes, según las estimaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la agencia oficial de noticias Saba y la cadena de televisión Al Masirah, en poder de los insurgentes, en un proceso interpretado como una reactivación del pacto de intercambio alcanzado y no aplicado hace dos años en Suecia.

En las últimas horas han aterrizado en Saná, la capital del país, bajo control insurgente, unos 200 combatientes que se suman a los 470 del jueves, al tiempo que partían hacia Adén, sede del Gobierno reconocido de Yemen, otros 150 efectivos de las fuerzas de seguridad de las autoridades, que se suman a los 108 que salieron el día anterior.

"Nos alegra ver la culminación de la liberación y traslado de 1.056 exdetenidos, que se ha llevado a cabo con la ayuda de la Media Luna Roja de Yemen. Este éxito nos alienta y esperamos que conduzca a nuevos pasos hacia la transferencia y liberación de más detenidos", ha confirmado la sección yemení del CICR en un comunicado recogido en su cuenta de Twitter.

Al intercambio de este viernes ha acudido el líder huthi, Abdulmalik al Huthi, así como gran número de líderes del autoproclamado Gobierno de Salvación insurgente, y el presidente del Comité Revolucionario Yemení, Mohamad al Huthi.

"Hoy vemos la victoria en los rostros del pueblo yemení", ha manifestado el ministro de Información del gobierno huthi, Dhaifalá AlShami, quien ha prometido que "nuestro pueblo no abandonará a ninguno de sus prisioneros de guerra".

El portavoz de las fuerzas huthis, el general de brigada Yahya Sari, ha aplaudido por su parte el intercambio como "un gran logro humanitario, político y militar" aunque ha avisado de las fuerzas huthis "están listas en todas las líneas del frente y para operaciones importantes si la 'agresión' no responde a los llamados a la paz", en referencia al Gobierno yemení y a su gran aliado militar, Arabia Saudí, líder de la coalición internacional que combate contra los insurgentes.

LLEGADA DE PRESOS A ARABIA SAUDÍ

Asimismo, la coalición internacional ha señalado que 19 presos --15 saudíes y cuatro sudaneses-- han llegado a la base aérea Rey Salmán de Riad en el marco del intercambio de prisioneros, según ha informado la agencia estatal saudí de noticias, SPA.

El portavoz de la coalición, Turki al Malki, ha señalado que "la llegada de los prisioneros de guerra de la coalición tiene lugar por la disposición política y militar de la cúpula para el regreso de todos los presos de guerra y detenidos".

En este sentido, ha expresado su agradecimiento al Comité Internacional de la Cruz Roja y al enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, por sus esfuerzos para la aplicación de este proceso de liberación de presos.

Por su parte, Griffiths ha aplaudido un intercambio que, espera, "contribuya a fortalecer la confianza entre ambas partes, así como la inercia de las conversaciones, al demostrar que el diálogo pacífico puede arrojar resultados", antes de felicitar a las partes por esta operación "extraordinaria", y "la mayor de este tipo en la historia del conflicto en Yemen".

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Para leer más