29 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

ElBaradei rechaza que las inspecciones sean una amenaza para la seguridad nacional iraní

VIENA, 22 Sep. (Reuters/EP) -

El director general de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, rechazó hoy que las inspecciones del organismo internacional, dependiente de la ONU, sean una amenaza para la seguridad nacional iraní y aseguró que puede garantizar la confidencialidad si Teherán coopera en las investigaciones.

La AIEA asegura en su último informe que Irán retiene información necesaria que permita dar una respuesta "seria" a los informes de inteligencia de otros países que apuntan a que Teherán está desarrollando un programa nuclear con fines militares.

"No queremos 'husmear' en las actividades militares convencionales o relacionadas con los misiles. Nuestro objetivo son claramente las actividades y el material nuclear", indicó ElBaradei durante la sesión de la Mesa de Gobernadores del organismo, formada por representantes de 35 países, y reunida hoy en Viena.

"Sí necesitamos, sin embargo, hacer uso de toda la información relevante para poder confirmar que no se está usando material nuclear con fines armamentísticos nucleares", indicó. "Emplazo de nuevo a Irán a mostrar una transparencia completa y a implementar todas las medidas necesarias para generar confianza en la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa nuclear en el plazo más breve posible", dijo.

ElBaradei manifestó su confianza en que se encontrará un modo de permitir que la AIEA desarrolle sus inspecciones respetando "el derecho legítimo de Irán a proteger la confidencialidad de información y actividades sensibles".

Sin embargo, dijo, "lamentablemente la agencia no ha podido lograr avances sustanciales (en la clarificación) de la posible dimensión militar del programa nuclear de Irán". Esta cuestión "sigue generando seria preocupación", dijo.

ElBaradei afirmó además que sería de ayuda que los Estados que proporcionaron a la AIEA la documentación de inteligencia sobre los programas iraníes permitieran que los inspectores contrastaran estos textos con las autoridades iraníes para que éstas puedan aclarar las que es correcto o incorrecto. "A menos que Irán proporcione esa transparencia (...), la agencia no podrá dar garantías de la ausencia de material nuclear y actividades no declaradas en Irán", agregó.