7 de marzo de 2021
16 de octubre de 2014

La enfermera estadounidense avisó al CDC de que tenía unas décimas de fiebre antes de viajar

WASHINGTON, 16 Oct. (Reuters/EP) -

La enfermera contagiada con ébola, Amber Vinson, informó a un responsable de los Centros para el Control y la Protección de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de que tenía décimas de fiebre antes de coger el vuelo comercial y este le autorizó para realizar el viaje, según ha asegurado este jueves el director del CDC, el doctor Thomas Frieden.

No obstante, Frieden ha precisado ante una comisión del Congreso que no ha visto "la transcripción de la conversación". "Lo que tengo entendido es que ella no nos dijo que tuviera síntomas", ha añadido.

El director del CDC ha expresado su preocupación ante la expansión del ébola y ha advertido del riesgo que podría suponer para su sistema sanitario. "Una de las cosas que temo del ébola es que pueda extenderse por África, si esto ocurriera, se convertiría en una amenaza para nuestro sistema de salud y nuestros sanitarios", ha precisado Frieden.

Desde que se detectaron los dos contagios en las enfermeras, Frieden ha tenido que retractarse de sus comentarios en varias ocasiones, a pesar de contar con el respaldo del presidente del país, Barack Obama. El lunes, Frieden tuvo que disculparse por unos comentarios en los que responsabilizaba a la enfermera Nina Pham de su contagio por romper el protocolo.

El director de los CDC, que en un primer momento aseguró que el sistema sanitario estadounidense estaba preparado para tratar con pacientes de ébola, ha tenido que admitir que hace falta revisar las medidas. Por el momento, las dos enfermeras infectadas han sido trasladadas, o lo serán, a otros hospitales del país.

Los errores de Frieden han suscitado las críticas de la oposición. Los republicanos ya han solicitado que se prohíban los viajes entre África Occidental y Estados Unidos. Tanto los diputados republicanos como los demócratas han subrayado las deficiencias de la respuesta ante el ébola en suelo norteamericano.

El principal representante republicano en esta comisión, Tim Murphy, de Pensilvania, ha resaltado que "la confianza y la credibilidad de la Administración y del Gobierno está en peligro". "Los norteamericanos pierden la confianza cada día con los evidentes fallos de la estrategia actual", ha concluido.

"Sería un eufemismo decir que la respuesta al primer caso de ébola en Estados Unidos se ha manejado mal y ha causado riesgo para otras personas", ha defendido la representante demócrata, Diana DeGette.