25 de octubre de 2020
25 de agosto de 2020

Las enfermeras de Panamá protestan por sus condiciones de trabajo durante la pandemia

Las enfermeras de Panamá protestan por sus condiciones de trabajo durante la pandemia
Empleados proceden a limpiar el Metro de Panamá - - / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - ARCHIVO

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las enfermeras de Panamá han iniciado este lunes una serie de protestas para denunciar sus condiciones de trabajo durante la pandemia, ante la falta de equipos de protección adecuados, así como el pago de los salarios atrasados por parte del Gobierno de Laurentino Cortizo.

"Necesitamos equipos de protección que no se rompan, que les paguen a las compañeras de contratos temporales, porque eso es un derecho de todo trabajador. Igualmente, que las áreas de trabajo sean seguras para el personal y la atención", ha explicado la presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras de Panamá (ANEP), Ana Reyes, al portal de noticias Metro Libre.

Según ha denunciado, desde el inicio de la pandemia en Panamá ha habido 400 enfermeras que se han contagiado mientras que tres enfermeras han fallecido mientras ejercían su función. "Queremos seguridad para todos los compañeros de trabajo, todos los que estamos en salud", ha sostenido, reclamando igualmente que se incluya a este gremio en ""las tomas de decisiones".

Por otra parte, el ministro de Salud panameño, Luis Francisco Sucre, aseguró este lunes que no se procederá a contratar a médicos extranjeros para respaldar a los facultativos del país en la lucha contra la COVID-19. "Esa decisión se ha dejado de lado ya que contamos con el apoyo de las asociaciones de los diferentes especialistas", señaló el ministro, según el diario 'La Estrella'

Una de las estrategias que se barajan, según el ministro, es que los médicos generales reciban entrenamiento para servir "de apoyo permanentemente a los especialistas, específicamente en el área de intensivos, para solventar la situación que tenemos en el país".

Panamá ha registrado hasta el momento 87.485 casos de COVID-19 y 1.906 fallecidos, lo que le convierte en el décimo país iberoamericano más castigado por la pandemia. En el último día, según el Ministerio de Salud, se contabilizaron 585 nuevos contagios y doce decesos más.

Para leer más