22 de abril de 2019
30 de abril de 2014

Los enviados israelí y palestino ante la ONU se acusan mutuamente por el colapso del proceso de paz

NUEVA YORK, 30 Abr. (Reuters/EP) -

Los enviados israelí y palestino ante Naciones Unidas, Ron Prosor y Riyad Mansur, respectivamente, se han acusado públicamente este martes por el colapso de las negociaciones de paz, una vez expirado el plazo final dado a las mismas.

Prosor y Mansur han expresado el compromiso de sus países con la paz, si bien se han acusado mutuamente de minar los últimos intentos por alcanzar un acuerdo de paz con la mediación del Gobierno estadounidense.

"Israel ha mantenido su postura negacionista y ha persistido con sus graves violaciones, reafirmando constantemente el papel de ocupante y opresor, no de actor por la paz", ha dicho Mansur. "Una vez más, Israel ha abortado los esfuerzos de paz", ha manifestado.

Por contra, Prosor ha sostenido que "los palestinos abogan por el diálogo mientras fermentan el odio". "Prometen tolerancia y aplauden a los terroristas, y alcanzan compromisos tan rápidamente como los rompen", ha agregado.

Asimismo, ha acusado al presidente de la Autoridad Palestina de abandonar una oportunidad de "bailar un tango con Israel" para "bailar un vals con Hamás", en referencia al acuerdo de unidad alcanzado la semana pasada entre Al Fatá y la formación islamista, considerada por Israel como un grupo terrorista.

El Gobierno israelí anunció la semana pasada su decisión de suspender las conversaciones de paz con la Autoridad Palestina en respuesta al acuerdo de reconciliación, al considerar que no puede seguir hablando con una administración en la que está involucrada una "organización terrorista", en referencia a la formación islamista.

El pacto entre Hamás y la OLP contempla la creación de un gobierno de unidad en un plazo de cinco semanas y la celebración de elecciones seis meses después.

Por su parte, el coordinador especial de Naciones Unidas para el proceso de paz, Robert Serry, ha resaltado que los líderes palestinos e israelíes "se han de convencer nuevamente de que son compañeros para la paz".

En esta línea se ha expresado la embajadora estadounidense ante el organismo, Samantha Power, quien ha dicho que, pese a que se ha llegado a "un momento difícil", Washington "sigue creyendo que la única solución viable es el establecimiento de dos estados que vivan en paz y seguridad".