5 de abril de 2020
16 de noviembre de 2018

Erdogan y Trump recalcan que todos los aspectos del asesinato de Jashogi "deben ser esclarecidos"

Erdogan y Trump recalcan que todos los aspectos del asesinato de Jashogi "deben ser esclarecidos"
REUTERS / KEVIN LAMARQUE - ARCHIVO

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Estados Unidos y Turquía, Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han recalcado este viernes en una conversación telefónica que todos los aspectos del asesinato del periodista Yamal Jashogi en el consulado saudí en Estambul "deben ser esclarecidos".

La Presidencia turca ha indicado en un comunicado tras la conversación que "se ha de evitar un encubrimiento del asesinato de Jashogi", según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Ambos presidentes han destacado además "la importancia de una cooperación en la lucha contra todas las organizaciones terroristas" y han aplaudido el inicio de patrullas conjuntas en la región siria de Manbij (norte).

La Fiscalía General de Arabia Saudí anunció el jueves que solicitará la pena de muerte para cinco de los once sospechosos del asesinato del periodista y confirmó que fue asesinado con una inyección letal tras el fracaso de las "negociaciones" para tratar de convencerle de que volviera al reino.

Jashogi, un reportero crítico con el régimen saudí y particularmente con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, fue asesinado por funcionarios saudíes el 2 de octubre en el interior del consulado saudí en Estambul.

La situación en torno al caso Jashogi podría tensar aún más las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí, dañadas en 2017 cuando Ankara decidió mantenerse del lado de Qatar tras la imposición de un bloqueo a Doha por parte de varios países de la región, encabezados por Riad.

Jashogi era un antiguo editor de diarios saudíes que residía en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos. Como periodista entrevistó al fallecido líder de Al Qaeda Usama bin Laden.

Asimismo, escribió varias columnas criticando las políticas saudíes hacia Qatar y Canadá, así como la intervención de la guerra en Yemen y la represión contra activistas y medios de comunicación del país.