18 de septiembre de 2019
21 de septiembre de 2008

Eslovenia.- El primer ministro, con ligera ventaja de cara a las elecciones parlamentarias de hoy

Jansa dependerá del apoyo de los pequeños partidos para asegurar su cargo tras el reciente escándalo de corrupción armamentística

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro esloveno, Janez Jansa, comparece a las elecciones parlamentarias de hoy en Eslovenia aparentemente indemne tras el escándalo de contrabando de armamento que ha afectado su posición al frente del Gobierno de este país centroeuropeo, a pesar de lo cual su partido, el Democrático Esloveno (SDS), presenta una ligerísima ventaja respecto a su principal rival, los Socialdemócratas. El resultado final de las elecciones podría depender, finalmente, de los numerosos partidos pequeños que comparecen a los comicios y que todavía no tienen asegurado el mínimo del 5 por ciento de los votos que les asegura un escaño en la Cámara Baja de Eslovenia.

Así, casi dos millones de eslovenos podrán depositar su papeleta hoy domingo para elegir a los 90 representantes de la Asamblea General del país, en unos comicios que contarán con la participación de 19 grupos políticos, entre los que se incluyen todos los nueve partidos parlamentarios.

La historia reciente de Eslovenia es, en muchos sentidos, una historia de éxito en el ámbito económico, al tratarse de la primera economía de transición post-comunista en adoptar el Euro. No obstante, el escándalo armamentístico --en el que está involucrado una compañía armamentística Finlandesa-- ha dañado seriamente las relaciones del país con el Gobierno de Helsinki. En este sentido, la Policía finlandesa ha acusado a sus homólogos eslovenos de falta de cooperación a la hora de investigar la presunta implicación de Jansa. Todo este conflicto podría afectar seriamente las inversiones extranjeras en el país.

ESCÁNDALO

El caso contra Jansa se remonta a 2006, año en el que la compañía finlandesa Patria arrebata a la fabricante de armas eslovena Sistemska Tehnika el contrato de defensa más importante de la historia del país: 135 carros blindados de combate, valorados en 278 millones de euros.

El 1 de septiembre, la cadena finlandesa YLE denunciaba en un reportaje la presunta implicación de Jansa en el acuerdo. La inicial del apellido de Jansa --que podría haber percibido 21 millones de euros 'bajo cuerda'-- figuraría en una lista de beneficiados a raíz por la firma del acuerdo armamentístico, según la cadena. En este sentido, el ministro de Defensa esloveno, Karl Erjavec, ha insistido en que las negociaciones se llevaron a cabo con absoluta transparencia. Jansa, por su parte, compareció la semana pasada en televisión, estupefacto ante estas acusaciones.

"Al principio creí que se trataba de una broma", declaró el primer ministro. "En Eslovenia no tenemos la corrupción por sistema. Tenemos nuestros problemas, como los tiene todo el mundo, pero Eslovenia no es un país corrupto", indicó. El Índice de Transparencia Internacional sobre la percepción de la corrupción en el mundo sitúa a Eslovenia en el puesto 26 de la lista de los países menos aquejados por la criminalidad de los funcionarios públicos.

De todas formas, el Ejecutivo de Jansa ha anunciado su intención de denunciar a la cadena estatal finlandesa, después de que el Ministerio de Exteriores esloveno enviara dos notas de protesta al Gobierno de Helsinki, instándoles a presentar evidencias que sostengan las acusaciones.

El Gobierno esloveno ha lamentado profundamente la forma en la que el escándalo ha dañado la imagen del país, que recientemente ha asumido la presidencia de la Unión Europea durante la primera mitad de este año. "Estas alegaciones han anulado el trabajo duro de más de 3.000 personas durante la presidencia eslovena", lamentó el diputado del SDS, Zvonko Cernac. "Este escándalo está arrastrando el nombre de Eslovenia por el barro".

En sesión extraordinaria celebrada el pasado día 9 de septiembre, el Parlamento esloveno determinó que el Ministerio de Defensa actuó correctamente a la hora de adquirir los vehículos, pero determinó que, en el caso de confirmarse las sospechas de corrupción contra el primer ministro, el contrato debería ser anulado con carácter inmediato, recibiendo la Policía eslovena todo el apoyo necesario por parte del Parlamento para exigir al Gobierno todo el material necesario pertinente al caso.

ENCUESTAS

De momento, y según la encuesta realizada el pasado fin de semana por el diario 'Delo', un 23,8 por ciento de los votantes mantienen una disposición favorable a Jansa, que no obstante aventaja a los Socialdemócratas en sólo 1,8 puntos. La victoria depende de los pequeños partidos que sean capaces de superar el 5 por ciento de votos necesario para acceder al Parlamento y prestar su apoyo a uno de los dos principales partidos.

Lo que está claro es que, para el analista político Alí Zerdin, "este escándalo ha relegado a un segundo plano el resto de problemas del país, incluyendo los esfuerzos de Jansa para volver a enderezar el rumbo de la economía", según declaraciones recogidas por Bloomberg. Lo cierto es que la expansión económica del país ha sido muy rápida (con un crecimiento del PIB interanual del 5,5 por cuento), pero el crecimiento de las importaciones ha duplicado al de las exportaciones según datos de junio, y la tasa de inflación es la más alta de los países de la UE, con un 6% interanual en agosto.

"El Gobierno ha intentado presentarse ante sus votantes como la víctima de una conspiración", apuntó Zerdin. "Con todo, es probable que el SDS se haga con la victoria, aunque todo depende de cómo les vaya a sus socios más pequeños", según Zerdi, que consideró imprescindible la creación de una coalición multipartita al término de estos comicios.