3 de diciembre de 2020
20 de abril de 2006

España/Alemania.-La cumbre hispano-alemana será el 12 de septiembre y se centrará en reforma económica e inmigración

BERLIN, 20 Abr. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Carolina Jiménez) -

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la canciller alemana, Angel Merkel, fijaron hoy el 12 de septiembre como fecha de su próxima cumbre bilateral formal, según informaron fuentes del Palacio de la Moncloa al término de una cena de ambos dirigentes en Berlín.

La canciller propuso dos temas para la cumbre: la situación económica de ambos países y el proceso de reformas económicas en España -por el que Merkel se interesó mucho- y la inmigración, desde el punto de vista de la integración de los inmigrantes y de las relaciones con Africa. La cumbre se celebrará en una ciudad del sur de Alemania, posiblemente en el Estado de Mecklenburgo-Pomerania Occidental, circunscripción de Merkel. La última fue en noviembre de 2004 en León, la ciudad donde vivió Zapatero.

La cena en la sede de la Cancillería alemana duró casi dos horas -media hora más de lo previsto- y en ella hubo "muy buena sintonía personal" y se intercambiaron muchas bromas, según las fuentes. De hecho, Zapatero habló largo y tendido de su política de igualdad -en el Derecho Civil y en el mercado laboral- y le preguntó a Merkel, en tono de broma, cuántos ministros hay en su gabinete. Merkel fue ministra de la Mujer en la época Kohl. Zapatero no trajo a la canciller el tradicional regalo, un jamón, sino que se lo enviará.

Merkel también se interesó por las reformas económicas españolas y ambos hablaron de sus respectivas reformas fiscales, pero el tema que más interés acaparó fue Irán y la crisis por su programa nuclear. Ambos estuvieron de acuerdo en la necesidad de unidad internacional para lograr una solución diplomática a la crisis.