22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 29 de junio de 2008

    España.- 'Amistad Latino Marroquí' pide liberar al senador Yahya, encarcelado "por su oposición a la soberanía española"

    MELILLA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación de Amistad Latino Marroquí exigió hoy a las autoridades españolas "la puesta inmediata en libertad del senador marroquí Yahya Yahya", en prisión en Melilla por no reconocer la jurisdicción de la justicia española en Ceuta y Melilla al estimar que se trata de dos ciudades "ocupadas", al subrayar que su encarcelamiento se debe a "su oposición a la soberanía española de ambas ciudades".

    En declaraciones a Europa Press, Zouheir Bijou, director de las relaciones Generales de la Asociación de Amistad Latino Marroquí, manifestó que su "preocupación por la denuncia y encarcelamiento del Consejero Parlamentario, Presidente del Grupo de Amistad entre el Senado Español y la Cámara de Consejeros --senado marroquí--, y Presidente de la Asociación Nacional para la Defensa de Víctimas de la Administración Colonial Española y de la Integridad Territorial de Marruecos, el militante Yahya Yahya, por su abusiva y violenta detención y las sentencias infundadas sobre actas coloniales inhumanas".

    Asimismo, consideró que la detención y las sentencias son "un estigma para el orden español y un nuevo descubrimiento de su ideología colonialista". Ante ello, Bijou anunció "con orgullo" que la detención del militante Yahya Yahya "no va a cambiar nada en la decisión de los activistas de la sociedad civil en Marruecos respecto a la lucha para la liberación de las ciudades Ceuta y Melilla y las Islas cercanas a ellas, y contra la tiránica ocupación".

    En este sentido, la asociación exigió a las autoridades españolas "la inmediata puesta en libertad del militante Yahya Yahya, sin condiciones tampoco reservas, ya que esta abusiva detención es contraria a las costumbres de los derechos humanos conocidos en el mundo y al honor del hombre marroquí".

    Por último, exhortó al Gobierno marroquí y a la sociedad civil "a enfrentarse a estos abusos y a estas provocaciones inhumanas e ilegales, ya que la detención es peligrosa para los sentimientos de los libres marroquíes".