2 de marzo de 2021
1 de diciembre de 2014

El Estado Islámico admite importantes pérdidas en Mosul

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Estado Islámico ha admitido importantes pérdidas Mosul y lo ha achacado a la existencia de espías de la coalición internacional en sus filas, explicando que por ello decidió cortar las comunicaciones en la ciudad iraquí.

La "oficina de prensa" del Estado Islámico, con sede en la localidad de Niue, difundió el domingo un comunicado en el que reconoce que varios de sus combatientes han muerto a causa de la ofensiva internacional.

El grupo yihadista asegura que esta "gran pérdida de vidas" se debe a la existencia de espías infiltrados entre los combatientes yihadistas que "han usado las comunicaciones para proporcionar información sobre el Estado Islámico al enemigo".

"La aviación de los cruzados ha conseguido controlar los teléfonos de los muyahidines y rastrear sus movimientos, así que el Estado Islámico ha decidido cortar todas las comunicaciones y prevenir su vuelta", ha indicado.

El comunicado, recogido por iraqinews.com, da así una explicación del corte de comunicaciones sufrido la semana pasada en Mosul, en manos del Estado Islámico desde el pasado mes de junio, que en un principio se atribuyó a una supuesta visita de su líder, Abu Bakr al Baghdadi, precisamente, para valorar las pérdidas.

Hasta ahora, en Irak han actuado, además de las fuerzas estadounidenses, las canadienses, australianas, británicas, danesas, neerlandesas, francesas y belgas. Mientras que en Siria, los bombardeos son obra de Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Bahréin y Jordania.

Para leer más