18 de febrero de 2020
1 de junio de 2018

Estado Islámico identifica al atacante de Lieja como Bakr al Beljiki tras reclamar la autoría del suceso

Estado Islámico identifica al atacante de Lieja como Bakr al Beljiki tras reclamar la autoría del suceso
REUTERS / FRANCOIS LENOIR

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Estado Islámico ha identificado este viernes como Bakr al Beljiki (Bakr el Belga) al responsable del ataque perpetrado el martes en la localidad de Lieja, que se saldó con tres muertos, dos días después de reclamar la autoría del suceso.

El anuncio ha sido formulado en una "exclusiva" en su revista 'Naba', tal y como ha recogido SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

La agencia Amaq, vinculada al grupo yihadista, señaló el miércoles que el responsable del ataque, Benjamin Herman, era un "soldado de Estado Islámico" que respondió al llamamiento del grupo a atacar en países que forman parte de la coalición que encabeza Estados Unidos y que actúa contra el grupo en Irak y Siria.

Rita Katz, directora del Grupo SITE, dijo entonces a través de su cuenta en la red social Twitter que "el (hecho de que el) comunicado de Estado Islámico (llegue) a través de Amaq, al contrario de los comunicados formales rojos o azules, indica por el momento que el ataque no fue coordinado por el grupo".

La Fiscalía federal de Bélgica confirmó el miércoles que Herman gritó "Alá es el más grande" varias veces durante el tiroteo, así como que existen "razones suficientes" para pensar que se trata de un acto terrorista, aunque evitó confirmar este hecho a la espera del resultado de la investigación que ha iniciado.

Además del hecho de que el asesino gritase "Alá es el más grande" en varias ocasiones, el Ministerio Público se basa en que el Herman siguió el 'modus operandi' que la organización terrorista Estado Islámico sugiere en vídeos que difunde por Internet. También sigue la pista terrorista porque informes de la Policía de Lieja estuvo en contacto con "personas radicalizadas".

La investigación se centra ahora en determinar si Benjamin Herman actuó solo o formaba parte de una célula organizada.

El asesino, nacido el 12 de enero de 1987, tenía nacionalidad belga y era conocido por haber cometido delitos comunes desde que era menor de edad y fue enviado a prisión por robos con violencia, consumo de drogas e insubordinación.

En el momento del tiroteo, Herman disfrutaba de un permiso penitenciario que se le había concedido el lunes por la mañana y debía volver a prisión el martes a las 19.30 horas. El juez ha pedido un examen toxicológico de su cadáver.

La Fiscalía federal también sospecha que el asesino de Lieja mató a otro hombre el lunes por la noche en la localidad de On, poco después de haber salido de la cárcel. Este crimen está siendo investigado de forma paralela por el Ministerio Público de la provincia de Luxemburgo.

Para leer más