10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 27 de noviembre de 2014

    El Estado Islámico permite regresar a sus viviendas en Deir Ezzor a miles de miembros de la tribu Al Shaitat

    MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Miles de integrantes de la tribu Al Shaitat han recibido en los últimos días el permiso del grupo extremista Estado Islámico para regresar a sus viviendas en el este de la provincia de Deir Ezzor, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

    El organismo, con sede en Londres y una amplia red de informantes en el país árabe, ha agregado que, sin embargo, varios miles de miembros de esta misma tribu no podrán regresar aún al no contar con el perdón de la formación yihadista.

    Según estas informaciones, un comandante del Estado Islámico informó el 5 de noviembre a miembros de los Al Shaitat que el líder del grupo y proclamado califa, Abu Bakr al Baghdadi, había dado la orden de permitirles regresar a sus residencias.

    "Os prometemos que estaréis seguros siempre y cuando seáis honestos con el Estado Islámico. La decisión ha sido tomada por Abu Bakr al Baghdadi, quien tiene competencias para resolver este asunto", dijo, según una grabación facilitada al organismo.

    "Hemos tardado (en tomar la decisión) debido a problemas administrativos con nuestros hermanos militares presentes en la zona, para evitar que haya colisiones entre nosotros", agregó el comandante.

    El Estado Islámico ha puesto varias condiciones a los integrantes de los Al Shaitat, entre las que figuran una prohibición de que participen en reuniones y de que porten armas, que deberán ser entregadas.

    Asimismo, deberán confesar que todos los que combaten al grupo yihadista son "apóstatas" e informar a la formación sobre estos "apóstatas". Por último, pesará sobre ellos un toque de queda y se les advierte de que serán ejecutados sin traicionan al Estado Islámico.

    El grupo es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.

    El Estado Islámico proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a Al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.

    Para leer más