17 de agosto de 2019
6 de septiembre de 2018

Estado Islámico reclama la autoría del doble atentado perpetrado en Kabul

Estado Islámico reclama la autoría del doble atentado perpetrado en Kabul
REUTERS / OMAR SOBHANI

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El grupo yihadista Estado Islámico ha reclamado la autoría del doble atentado perpetrado el miércoles en la capital de Afganistán, Kabul, que se saldó con la muerte de 26 personas, según ha recogido SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

El atentado suicida fue perpetrado por un terrorista al que el grupo ha identificado como Sabir al Jorasani, tal y como ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.

El ataque fue ejecutado en un club de lucha situado en el área de Dasht-e-Barchi, ubicada en la zona occidental de la ciudad y en la que residen mayoritariamente miembros de la comunidad chií hazara.

El portavoz del Ministerio del Interior, Nayib Danish, detalló que un suicida se inmoló en el interior de las instalaciones. Posteriormente, un coche bomba ha estallado en el lugar del primer ataque, en un momento en el que se encontraban en la zona los servicios de emergencia y las fuerzas de seguridad para atender a los heridos y acordonar la zona.

El viceportavoz del Ministerio del Interior, Nusrat Rahimi, ha elevado este mismo jueves a 26 los muertos y ha cifrado el 91 el número de heridos, según el último balance oficial.

La cadena de televisión local Tolo TV confirmó que los dos periodistas muertos trabajaban para el medio y les identificó como Samim Faramarz y Ramiz Ahmadi.

"Samim y Ramiz representaban lo mejor de Afganistán y los afganos. Eran jóvenes, valientes y amables", dijo el director del Grupo MOBY --propietario de la cadena--, Saad Mohseni.

Así, resaltó que ambos periodistas hacían esfuerzos "para dar información a millones de afganos cada día". "Perdieron la vida haciendo esto. Estamos devastados porque ya no están con nosotros", lamentó.

Mohseni recordó que once trabajadores del grupo han muerto en atentados en los últimos dos años y reiteró que la cadena "sigue comprometida a continuar dando información creíble y de primera mano".

A las condenas se han sumado la Presidencia afgana y la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), y el ataque ha sido descrito por el mandatario, Ashraf Ghani, como "un ataque contra la Humanidad".

"Un ataque contra los civiles y los medios es un ataque contra la libertad de la prensa y un crimen contra la Humanidad", ha apuntado la Presidencia en su comunicado, en el que ha condenado el atentado "en los términos más firmes posibles".

Asimismo, ha pedido a las autoridades que "hagan todo lo posible para ayudar a las familias de las víctimas y los heridos y que abran una investigación en torno al incidente".

Por su parte, el jefe de la UNAMA, Tadamichi Yamamoto, ha dicho que "este cínico acto de terrorismo contra ciudadanos en Kabul, así como trabajadores de emergencias y periodistas, es profundamente estremecedor".

La misión ha recalcado su apoyo a las autoridades afganas y ha expresado su "profunda preocupación" por "el alto precio pagado por los medios afganos". "El asesinato de periodistas en Afganistán está en uno de los niveles más altos del mundo", ha condenado.