23 de julio de 2019
3 de junio de 2019

Estado Islámico recluta en Somalia a un ritmo que supera sus bajas por los bombardeos de EEUU

Estado Islámico recluta en Somalia a un ritmo que supera sus bajas por los bombardeos de EEUU
REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La rama del grupo yihadista Estado Islámico en Somalia está consiguiendo reclutar nuevos combatientes a un ritmo que supera el de bajas sufridas a causa del incremento de los bombardeos de Estados Unidos contra el grupo, según un análisis del Mando África de Estados Unidos (AFRICOM).

El AFRICOM ha confirmado ocho bombardeos contra el grupo desde abril, ataques que se han saldado con la muerte de cerca de 20 yihadistas, entre ellos el 'número dos' del grupo, Abdihakim Dhoqob.

Algunos analistas habían indicado que el grupo contaba con entre 100 y 200 miembros, si bien la portavoz del AFRICOM, Samantha Reho, ha resaltado durante la jornada que "probablemente tiene 300 miembros, con la mayoría de sus combatientes operando en Puntlandia".

"A pesar de que los bombardeos han retirado a terroristas del campo de batalla, los esfuerzos de reclutamiento en la región podrían compensar parte de las pérdidas del grupo", ha valorado, según la revista 'Stars and Stripes'.

En esta sentido, el AFRICOM considera que la rama del grupo yihadista es capaz de beneficiarse de los lazos de clan de sus principales líderes para obtener influencia y reclutar a nuevos miembros.

"Además de la lealtad de clan, segmentos de la población local apoyan probablemente a Estado Islámico, y en algunos casos se unen al grupo, por varias razones, incluidas monetarias y la creencia en su ideología", ha dicho Reho. "Estos factores dan a Estado Islámico un grupo potencial de reclutamiento", ha zanjado.

La rama somalí de Estado Islámico surgió en octubre de 2015 después de que un grupo de milicianos de Al Shabaab se escindiera de la milicia y ha reclutado miembros en el este de Puntlandia, de donde es originario el clan de Abdulkadir Mumin, líder de esta facción.

Desde su deserción y jura de lealtad al grupo yihadista, el grupo de Mumin ha reclamado la autoría de alrededor de una decena de atentados de pequeña escala en Somalia, incluidos cuatro en lo que va de año en Puntlandia.

Pese a que Mumin ha jurado lealtad al líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, éste no ha respondido ni le ha nombrado como persona al cargo de la rama de la formación extremista en el país.

Al Shabaab ha respondido a estas deserciones atacando posiciones del grupo vinculado a Estado Islámico y ejecutando a varios de sus miembros, en medio de un enfrentamiento entre yihadistas por aumentar sus cuotas de poder en el país.