2 de marzo de 2021
19 de enero de 2021

Estados Unidos acusa a China de cometer "genocidio" contra los uigures en Xinjiang

Estados Unidos acusa a China de cometer "genocidio" contra los uigures en Xinjiang
Una mujer uigur con su hijo en Xinjiang - 2016 GETTY IMAGES / KEVIN FRAYER - ARCHIVO

Comparan los presuntos crímenes cometidos por el Gobierno chino con los de la Alemania nazi

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha acusado formalmente a China de cometer "genocidio y crímenes contra la humanidad" por la represión de los musulmanes uigures y de otras minorías en la región de Xinjiang, en un simbólico paso que eleva la presión política sobre Pekín y podría anticipar un endurecimiento de los castigos.

"Estas acciones son una afrenta al pueblo chino y a las naciones civilizadas de todas partes", ha dicho en Twitter Pompeo, que ha llamado a "rendir cuentas" tanto al Estado de China, en general, como al Partido Comunista Chino (PCCh), en particular.

En un comunicado del Departamento de Estado, las autoridades estadounidenses han advertido de que, durante los últimos cuatro años, la Administración Trump ha expuesto "la naturaleza del Partido Comunista Chino y lo ha llamado por su nombre: un régimen marxista-leninista que ejerce el poder sobre el pueblo chino mediante el lavado de cerebro y la fuerza bruta".

Así, ha alertado de la "profunda hostilidad" por parte del Gobierno chino contra todas aquellas "personas de fe", si bien han señalado la incursión en un "trato represivo específicamente contra los uigures y otras minorías étnicas".

Tal y como recoge el texto, desde el marzo de 2017 las autoridades chinas habrían "incidido en mayor medida en la campaña de represión contra los uigures". "Sus políticas y prácticas son moralmente repugnantes. Son abusos diseñados sistemáticamente para discriminar y controlar a los uigures (...), restringir su libertad y negarles otros Derechos Humanos básicos", ha recalcado el Gobierno estadounidense.

El Departamento de Estado ha denunciado así que las autoridades chinas han llevado a cabo "esterilizaciones forzosas y abortos a mujeres uigur", a las que habrían obligado a casarse con miembros de otras etnias y grupos poblacionales. También han acusado al Gobierno chino de separar a familias de uigures y de negar el acceso a observadores internacionales a Xinjiang.

"Pintan a los uigures como tumores malignos y comparan su fe con una plaga", indica el documento, que enumera las violaciones de los Derechos Humanos en Xinjiang. Las autoridades estadounidenses han aseverado así que los crímenes cometidos van desde la tortura, la esterilización forzosa, la detención arbitraria y el trabajo forzoso a la restricción de sus libertades y la vulneración de sus derechos.

"Al final de la Segunda Guerra Mundial se juzgaron en Núremberg a aquellos que habían cometido crímenes contra la humanidad, los mismos que se están cometiendo ahora en Xinjiang", recoge el texto.

La Administración de Donald Trump ha aprobado sanciones contra individuos y entidades chinas por la represión en Xinjiang, que consideran acreditada también organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y la propia ONU. Pekín, entretanto, niega estas acusaciones, muchas de ellas referentes a los supuestos campos de "reeducación" abiertos en la zona.

"Lo que estamos viendo es un intento sistemático de destruir a los uigures por parte del partido-estado chino", ha sentenciado Pompeo, en un duro comunicado en el que ha denunciado los intentos de Pekín por lograr una "asimilación forzosa" e incluso un "eventual borrado" de una minoría "vulnerable".

Así, ha instado al Gobierno chino a "liberar de forma inmediata" a todos los detenidos de forma arbitraria y acabar con los campos de trabajo y detención. "Llamamos al Partido Comunista Chino a acabar con la separación de las familias, con la tortura, los abusos y la persecución de los uigures y otros miembros de minorías étnicas y religiosas en China", ha insistido.

Por otra parte, han pedido a la comunidad internacional unirse a Estados Unidos para "llevar a los responsables de estas atrocidades ante la Justicia".

El paso de este martes llevaría meses a debate en Washington, que finalmente se habría decidido a dar el paso ante el inminente final del Gobierno Trump, según fuentes citadas por 'The New York Times'. En este caso, la Administración se pone al nivel del presidente electo, Joe Biden, que en agosto de 2020 ya divulgó una nota en la que describía como "genocidio" las acciones de China e instaba a Trump a dar el paso.

Para leer más