9 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

El estadounidense liberado por Corea del Norte goza de "buena salud"

WASHINGTON, 22 Oct. (Reuters/EP) -

Jeffrey Fowle, el estadounidense que fue liberado el martes por Corea del Norte tras ser detenido en mayo acusado de conspirar contra el régimen de Kim Jong Un por dejar una Biblia en el baño de un club náutico, goza de "buena salud".

"Jeff quiere haceros saber que ha recibido un buen trato del Gobierno de Corea del Norte y que actualmente tiene buena salud", ha dicho su abogado, Timothy Tepe, a la televisión local WDTN.

Fowle ha comparecido junto a Tepe acompañado de su mujer y sus hijos pero no ha realizado ninguna declaración, según han explicado, porque necesita tiempo para adaptarse a la rutina diaria tras pasar casi seis meses detenido en el país asiático.

Tepe ha aprovechado para expresar el agradecimiento de Fowle al Departamento de Estado de Estados Unidos, a la Embajada de Suecia en Pyongyang y a todos aquellos que hayan intervenido a favor de su liberación.

El regreso de Fowle a Estados Unidos llegó por sorpresa después de meses de silencio sobre su posible liberación, según ha explicado la agencia de noticias oficial del régimen comunista, KCNA, porque el líder norcoreano, Kim Jong Un, accedió a las "reiteradas peticiones" del presidente estadounidense, Barack Obama.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha aclarado que la liberación de Fowle no obedece a un 'quid pro quo', al tiempo que ha expresado su esperanza por que las conversaciones de sobre el programa nuclear norcoreano se retomen pronto.

Aún hay otros dos estadounidenses en Corea del Norte. Se trata del misionero Kenneth Bae, condenado a 15 años de trabajos por crímenes contra el Estado, y Matthew Miller, que fue arrestado por cometer "actos hostiles" y cumple seis años de trabajos en régimen de aislamiento.

Para leer más