20 de junio de 2019
27 de julio de 2014

Los estudiantes colombianos critican el uso policial de pistolas eléctricas en Bogotá

BOGOTÁ, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) ha mostrado su preocupación este sábado por el uso policial de las nuevas pistolas eléctricas de las que disponen las fuerzas de seguridad colombianas, que ha tildado de "tragedia para el país" y de "métodos de represión".

El portavoz de MANE, Boris Duarte, ha afirmado que "es una tragedia para el país" que las fuerzas de seguridad de Bogotá cuenten a partir de ahora con pistolas que realizan disparos eléctricos. "Es una tragedia que se siga pensando en sofisticar los medios de represión ahora que se habla de paz", ha subrayado.

Duarte ha mostrado su preocupación del posible uso de estas pistolas en las manifestaciones. "Desde hace tiempo insistimos en que la Policía hace un mal uso de las armas de dotación. Seguramente la Policía se va a sentir más tranquila para agredir a la gente y es preocupante", ha criticado, según ha informado Caracol Radio.

En este sentido, el portavoz estudiantil ha recordado el polémico caso del grafitero Diego Felipe Becerra, que murió en agosto de 2011 de un disparo en una confusa persecución de la Policía. Posteriormente, mediante la supuesta alteración del lugar de los hechos y una falda denuncia por robo, las autoridades intentaron hacer pasar al joven por un atracador.

LA POLICÍA DEFIENDE SU USO

Por su parte, el comandante de la policía de Bogotá, general Humberto Guatibonza, ha justificado el uso de estos dispositivos y ha asegurado que al contacto con el cuerpo, la descarga "genera el mismo desgaste físico al que tendría cualquier persona al realizar dos horas de entrenamiento o actividad física exigente, no genera cortos circuitos o descargas eléctricas altas".

Guatibonza ha explicado que por el momento hay en la capital medio centenar de hombres entrenados para utilizar este tipo de pistolas, que considera "muy útiles" para evitar que las fuerzas de seguridad sean agredidas. "Tenemos personas certificadas por la empresa que fabrica las armas y tienen el suficiente conocimiento e instrucción para poderlas manejar", ha añadido.

"Solamente en casos necesarios o extremos se utilizará, cuando la persona tenga un grado tal de excitación que no hay otra forma de reducirlo, se activará este aparato", ha asegurado el comandante de la Policía de Bogotá.

Para leer más