22 de septiembre de 2020
10 de agosto de 2020

Etiopía, Egipto y Sudán aplazan otra semana sus conversaciones sobre la presa en el Nilo Azul

Etiopía, Egipto y Sudán aplazan otra semana sus conversaciones sobre la presa en el Nilo Azul
La Presa del Gran Renacimiento que construye Etiopía en el Nilo Azul - GIOIA FORSTER/DPA - ARCHIVO

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La nueva ronda de conversaciones entre los gobiernos de Etiopía, Egipto y Sudán sobre la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul ha sido aplazada nuevamente, en esta ocasión hasta el 17 de agosto, tal y como ha reclamado Jartum.

Los contactos se han retomado este lunes entre las nuevas tensiones por la decisión de Etiopía de proceder al llenado de la presa y después de que Egipto y Sudán rechazaran su última protesta, lo que provocó la semana pasada la suspensión de las reuniones.

En este sentido, ambos países pidieron la semana un aplazamiento para celebrar consultas sobre la propuesta, tras lo que Jartum ha hecho lo mismo este lunes, cuando ha solicitado otra semana de margen para discutir la situación, según han confirmado los ejecutivos de Jartum y Adís Abeba.

El Ministerio de Irrigación de Sudán ha argüido en un comunicado que la petición "está relacionada con los recientes acontecimientos en las negociaciones" y ante la necesidad de "expandir las consultas internas antes de reiniciar las negociaciones", tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Por su parte, el Ministerio de Irrigación etíope ha resaltado que Adís Abeba sigue comprometido con unas negociaciones a tres bandas y ha agregado que un acuerdo es "la única opción" para resolver las disputas, según la cadena de televisión Fana.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, destacó el 22 de julio que las autoridades habían llevado a cabo el llenado de la presa "sin dañar a nadie". "La presa beneficiará a los países río a bajo en lugar de causarles daño", arguyó, en medio de las críticas, especialmente desde Sudán.

Los tres países coincidieron el 26 de junio en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres, tras el principio de acuerdo del 31 de enero, que no llegó a ser firmado.

Etiopía está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.

Para leer más