7 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Etiopía, Egipto y Sudán reinician por videoconferencia sus conversaciones sobre la presa en el Nilo Azul

Etiopía, Egipto y Sudán reinician por videoconferencia sus conversaciones sobre la presa en el Nilo Azul
La Presa del Gran Renacimiento que construye Etiopía en el Nilo Azul - GIOIA FORSTER/DPA - ARCHIVO

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Etiopía, Egipto y Sudán han reiniciado este viernes sus contactos por videoconferencia para intentar lograr un acuerdo sobre la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul, en un nuevo intento trilateral para conseguir resolver sus diferencias respecto a la obra.

El Ministerio de Irrigación sudanés ha confirmado el reinicio de los contactos, que tienen lugar bajo la mediación de la Unión Africana (UA), un día después de que Jartum desvelara que las conversaciones se reiniciarían en los próximos días.

El presidente de turno de la UA, Cyril Ramaphosa, ha aplaudido además los esfuerzos del primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, para acercar posturas y retomar las conversaciones, ante las diferencias entre Etiopía y Egipto, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Las conversaciones a tres bandas volvieron a estancarse a mediados de junio debido a diferencias legales entre las partes, a pesar de que los aspectos técnicos se cerraron durante la última ronda.

Sin embargo, los tres países coincidieron el 26 de junio en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres. Asimismo, convinieron en crear un comité de expertos legales y técnicos de las tres partes.

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron el 31 de enero un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó posteriormente las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Etiopía está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.

Para leer más