23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 12 de diciembre de 2018

    Eurodiputado de la Liga empaña minuto de silencio por ataque en Estrasburgo apoyando a chalecos amarillos

    "Hoy no toca la propaganda", le censura Tajani

    BRUSELAS, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El eurodiputado de la Liga Angelo Ciocca ha empañado este miércoles el minuto de silencio que ha guardado la Eurocámara para rendir homenaje a las víctimas del ataque en Estrasburgo al cargar contra el "extremismo islamista" y sacarse 'un chaleco amarillo' para dejar claro que se asocia al movimiento de protestas que se inició en Francia.

    Ciocca, quien ya protagonizó en el pasado otro incidente polémico al pisotear los documentos del comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovivi, después de que el Ejecutivo comunitario exigiera un nuevo presupuesto a Italia, ha tomado la palabra tras el minuto de silencio que ha guardado la Eurocámara en honor a las víctimas para dejar claro que "no se puede dejar todo en un minuto de silencio", cargando contra el "extremismo violento".

    "No se puede pensar que se puede dejar todo en un minuto de silencio. Hay responsabilidades que la gente no quiere ver", ha lanzado el eurodiputado de la Liga, rechazando la "línea" de que "hay que seguir" adelante, como ha defendido el presidente de la Eurocáma, Antonio Tajani.

    Así, ha insistido en que no se puede seguir "en los mismos errores". "No podemos consentir que los errores de una Francia y también de una Europa, respalden una acción de un extremismo islamista que ha privado la vida a ciudadanos", ha remachado.

    El polémico eurodiputado ha sacado acto seguido un chaleco amarillo y ha dicho que se asociaba a "la protesta", al tiempo que ha instado al presidente galo, Emmanuel Macron, a venir a Estrasburgo a dar una respuesta. "Invito a Macron a venir aquí, a Estrasburgo. Yo me voy a Italia como señal de protesta. Por favor despertaros de una vez", ha remachado.

    "Hoy no toca manifestaciones de propaganda. Hoy no toca", le ha censurado el presidente de la Eurocámara, que le ha acusado de ser "un maleducado". "Siempre interrumpe", le ha afeado.

    "Esto no es un circo. Hay víctimas. Respete por favor, no haga propaganda", ha agregado Tajani, que ha recalcado que aunque "en democracia y libertad, en cualquier parlamento hay que respetar a los demás (...) los abucheos, gritos y numeritos de payasos en este Parlamento Europeo no son de recibo".

    Varios eurodiputados han intervenido después tanto a favor como en contra del eurodiputado de la Liga y al ver que la situación se descontrolaba, Tajani ha zanjado la discusión, pidiendo pasar a los votos.

    "Basta ya de discutir. No vamos a enfrascarnos en más polémica", ha avisado. "Es el momento de la solidaridad. El terrorismo se combate unidos. Es la unidad la que vence el terrorismo", ha remachado Tajani.

    La Eurocámara arrancó la sesión plenaria tras la entrega del premio Sájarov a la Libertad de Conciencia que este año ha recalado en el opositor y director de cine ucraniano Oleg Sentsov, preso en Rusia, con un minuto de silencio en honor a las víctimas del ataque de este martes en Estrasburgo.

    "La fuerza de la democracia se impone a la violencia del crimen", aseguró Tajani, que invitó a mantener "un minuto de silencio como señal de solidaridad" con la víctimas mortales y los heridos del ataque obra de un "criminal", así como con sus familiares y Francia. "Nosotros vamos a defender la democracia y la libertad", subrayó.

    Antes de la entrega del premio Sájarov, Tajani denunció que el ataque en Estrasburgo era "un ataque a la paz, democracia y nuestro modo de vida" y por ello justificó que la Eurocámara siguiera ayer con sus debates programados.

    "No podemos cambiar nuestros hábitos, nuestro modo de vida. Por eso ayer por la tarde decidimos continuar con nuestro trabajo, con la sesión plenaria", ha alegado. "Reaccionamos debatiendo, hablando de Europa. Porque tenemos que cambiar Europa pero no destruirla. Esta es la única manera de demostrar que nuestra fuerza, la de Europa, supera y gana a la violencia. La fuerza de la Europa unida", remachó.

    El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido que las banderas de los edificios del Ejecutivo comunitario ondeen a media asta desde este jueves "como señal de solidaridad con el duelo francés".