27 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

El ex presidente Eduardo Duhalde se ofrece para defender a María Estela Martínez de Perón

El ex presidente Eduardo Duhalde se ofrece para defender a María Estela Martínez de Perón

BUENOS AIRES, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente provisional Eduardo Duhalde ofreció sus servicios de abogado a la ex presidenta Isabel Perón, detenida en España a petición de dos jueces argentinos, que reclaman su extradición, confirmó hoy el defensor de la ex mandataria.

El abogado de Isabel, Humberto Linares Fontaine, informó a la prensa que Duhalde le "reiteró en términos generales su apoyo a la ex presidenta. Es el apoyo propio de un hombre político. No me imagino que haya necesidad de sus servicios profesionales".

Linares añadió que Isabel Perón recibió el respaldo de una "gran cantidad de dirigentes políticos y sindicales".

Las causas contra la viuda del ex presidente Juan Domingo Perón, fallecido en 1974, que lo sucedió en su condición de vicepresidenta, se relacionan con violaciones a los derechos humanos cometidos durante su Gobierno, con su presunto consentimiento, antes del golpe militar que la derrocó en marzo de 1976.

La principal acusación contra la señora de Perón es haber tolerado las actividades de la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A), acusada de haber dado muerte a unos 1.600 peronistas de izquierda y marxistas antes del golpe militar. Sus integrantes, en buena parte, se incorporaron después a los "grupos de tareas" represivos de la dictadura militar.

Según el diario 'Clarín', que cita fuentes próximas a Duhalde, el ex presidente habría manifestado que "la historia muestra que Isabel y mucho menos Perón tuvieron nada que ver con la Triple A. "Los peronistas no se tienen que preocupar ni entrar en polémicas: el pasado del peronismo está cerrado", señaló.

Duhalde está políticamente distanciado de su correligionario peronista, el presidente Néstor Kirchner, enrolado en la izquierda de esa fuerza política. El ex mandatario asegura que se retiró de la política activa, algo que muchos observadores ponen en duda.