23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    El exjefe de la Policía de Filipinas Oscar Albayalde es acusado de delitos relacionados con las drogas

    El exjefe de la Policía de Filipinas Oscar Albayalde es acusado de delitos relacionados con las drogas
    Oscar Albayalde, nuevo jefe de la Policía de Filipinas - DONDI TAWATAO / DONDI TAWATAO - ARCHIVO

    MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El antiguo jefe de la Policía Nacional de Filipinas Oscar Albayalde ha sido acusado de delitos relacionados con las drogas por integrantes de la fuerza que encabezó en torno a una redada que supervisó hace seis meses en el país asiático.

    Albayalde figura entre los nombres de trece 'policías ninja', término utilizado en el país para hacer referencia a aquellos que venden drogas incautadas durante las operaciones, según documentos publicados este lunes.

    Así, el Grupo de Investigación Criminal y Detección de la Policía Nacional le ha vinculado con la venta de shabú --un tipo de metanfetamina-- por valor de 648 millones de pesos filipinos (cerca de 11,4 millones de euros).

    El cargamento de drogas --de 160 kilogramos-- fue incautado durante una operación en 2013 contra el presunto narcotraficante chino Johnson Lee en la provincia de Pampanga, según la cadena de televisión local ABS-CBN.

    Los policías citados en la denuncia son sospechosos de declarar una cantidad de droga incautada menor a la que fue requisada y de liberar al sospechosos a cambio de un soborno. Albayalde era el director de la Policía de Pampanga cuando tuvo lugar la redada.

    Albayalde, quien ha rechazado las acusaciones, ha aplaudido su inclusión en la denuncia, argumentando que ello implica que recibirá un "debido proceso" según la ley del país asiático.

    El antiguo jefe de la Policía Nacional filipina presentó su dimisión el 4 de octubre tras ser acusado de proteger a agentes vinculados con el tráfico de drogas implicados en la citada redada.

    Albayalde, que ejerció un papel fundamental en la implementación de la conocida como guerra contra las drogas el presidente, Rodrigo Duterte, tenía previsto retirarse en noviembre de este año a la edad de 56 años, la obligatoria para los policías en Filipinas.

    La oficina del presidente negó haberle presionado para ello y destacó que la dimisión busca proteger la credibilidad de las fuerzas de seguridad del país. Miles de personas han muerto en el marco de la lucha contra las drogas, que ha sido el eje de la agenda de Gobierno de Duterte.

    Para leer más