4 de marzo de 2021
28 de noviembre de 2014

Las FARC denuncian la continuidad de las operaciones militares en Chocó

BOGOTÁ, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han denunciado este viernes que "las operaciones militares continúan sin interrupción" en el departamento de Chocó, a pesar de que el Gobierno ha ordenado su suspensión para permitir la liberación del general Rubén Darío Alzate y sus dos acompañantes.

"Pese a los compromisos y a las afirmaciones públicas del Gobierno negando las operaciones militares en el Chocó, las operaciones continúan sin interrupción, tal es el nivel que los medios nacionales reportaron las denuncias de las comunidades de la zona señalando los combates y bombardeos, además de arbitrarias detenciones de líderes comunales", han dicho las FARC en un comunicado recogido por TeleSur.

A este respecto, han recordado que "la liberación de los soldados Jhonatan Díaz y Paulo César Rivera en Arauca estuvo al borde del fracaso por el incumplimiento de los protocolos". "Una patrulla del Ejército no respetó la suspensión de las operaciones militares y realizó movimientos en el área escogida", ha señalado.

La guerrilla ha considerado que "el país necesita saber, entre muchas otras cosas, dónde se rompe la línea comunicacional oficial". "¿Por qué la realidad desmiente las aseveraciones del presidente (Juan Manuel) Santos? ¿Cuándo y cómo se abren las eficaces e ilegales líneas alternas que informan primero a los señores de la guerra?", ha planteado.

La insurgencia ha aprovechado estos incidentes para reiterar su llamamiento a un cese bilateral de las hostilidades, algo a lo que hasta ahora el Gobierno de ha negado al considerar que solo serviría para fortalecer a las FARC.

"Mientras no pactemos un cese de fuegos bilateral, mientras no construyamos un armisticio, para generar un medio ambiente positivo para los diálogos, las acciones de guerra seguirán, esas son las realidades de la confrontación", ha advertido.

SALIDA DIALOGADA

A este respecto, ha recordado que "las acciones de guerra son precisamente las que queremos evitar al buscar la salida dialogada". "Se trata de frenar la agresión contra el pueblo colombiano, al tiempo que marcamos el rumbo de los caminos que satisfaga necesidades, sentires y quereres de las mayorías nacionales", ha destacado.

Así, las FARC han lamentado que "aunque las voces por la paz cada día se escuchan más, en cantidad y calidad, la presión no es suficiente para convencer al presidente Santos de definirse por la paz y abandonar sus miedos y cálculos". "Es necesario acordar medidas eficaces e inmediatas para la reconciliación efectiva de la familia colombiana", han sentenciado.

Además, han considerado "indispensable recomponer La mesa de negociaciones, pues si bien es cierto, sale fortalecida de todo este episodio las confianzas construidas fueron afectadas y algunos mecanismos se quedaron cortos ante la decisión del Gobierno de suspender los diálogos, flagrante violación del acuerdo general para la terminación del conflicto".

LIBERACIONES

Santos ha confirmado que el general Rubén Darío Alzate y sus dos acompañantes --el cabo primero Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego--, que fueron secuestrados el 16 de noviembre en el departamento de Chocó, serán liberados el próximo sábado.

El martes, las FARC ya liberaron, como parte de un acuerdo con el Gobierno, a los soldados Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, que fueron secuestrados el 9 de noviembre en el departamento de Arauca.

El secuestro de Alzate, hombre de confianza del presidente en las Fuerzas Armadas, llevó a Santos a anunciar la semana pasada la suspensión del diálogo de paz, al considerar que las FARC habían violado la firme promesa que hicieron en 2012 de renunciar al secuestro con fines extorsivos.

Después de varios días de confusión, las FARC reivindicaron ambos secuestros, subrayando que los cinco rehenes eran "prisioneros de guerra", y anunciaron su intención de liberarles, para lo que finalmente llegaron a un acuerdo con el Gobierno.

Para leer más