19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 19 de febrero de 2014

    Al Fatá exige a Hamás que se pronuncie sobre la celebración de elecciones y la creación de un nuevo Gobierno

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del Consejo Revolucionario de Al Fatá, Amin Maqbul, ha afirmado este martes que el jefe de la delegación de reconciliación del partido, Azzam al Ahmad, no viajará a la Franja de Gaza para debatir sobre las conversaciones de unidad con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) hasta que la formación islamista no acuerde la celebración de elecciones.

    "Al Ahmad no viajará a la Franja de Gaza hasta que recibamos una notificación oficial confirmando que Hamás ha aceptado celebrar elecciones generales y la creación de un Gobierno nacional de consenso", ha indicado, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

    Así, Maqbul ha detallado que, una vez se reciba dicha confirmación, el jefe de la delegación de reconciliación de Al Fatá viajará al enclave palestino para intentar alcanzar un acuerdo sobre los pasos prácticos necesarios para su implementación.

    La semana pasada, Al Fatá acusó a Hamás de poner excusas "débiles" para retrasar los esfuerzos de reconciliación nacional y resaltó que está preparado para implementar "inmediatamente" los acuerdos alcanzados, al tiempo que indicó que la formación islamista está entorpeciendo cualquier progreso.

    Así, el portavoz de Al Fatá, Ahmad Assaf, dijo que tras las llamadas entre el primer ministro de Hamás en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, para acelerar el proceso de reconciliación, el grupo islamista "está intentando reabrir asuntos que ya estaban acordados".

    "Están pidiendo la apertura de nuevas conversaciones y el establecimiento de nuevos términos", agregó, antes de recordar que Haniyeh pidió tiempo para que la cúpula de Hamás debatiera la propuesta de Al Fatá.

    A mediados de enero, Al Fatá pidió a Hamás que diera respuesta oficial a su propuesta de reconciliación, que contempla que Abbas establezca la fecha de las próximas elecciones presidenciales y legislativas.

    En las últimas semanas se han registrado varios movimientos por ambas partes destinados a allanar el camino de la reconciliación, en el marco de los cuales Hamás ha indicado que cientos de miembros de Al Fatá exiliados de Gaza desde la breve guerra civil en el verano de 2007 podían regresar.

    La separación administrativa y territorial se produjo en 2007 tras la victoria de Hamás en las elecciones legislativas de 2006. La victoria del movimiento islámico en los comicios, valorados como justos por lo observadores electorales internacionales, provocó que la comunidad internacional cortara sus ayudas a las autoridades palestinas.

    Esto abocó a Al Fatá y a Hamás a unos enfrentamientos que finalizaron con la separación territorial y administrativa de Cisjordania y la Franja de Gaza. Desde entonces, Al Fatá controla Cisjordania --a pesar de no haberse hecho con la victoria en las elecciones-- y Hamás está al frente de la Franja.