13 de noviembre de 2019
11 de abril de 2019

La FICR dice que el brote de ébola "se está extendiendo más rápido" en RDC ante la falta de confianza de la población

La FICR dice que el brote de ébola "se está extendiendo más rápido" en RDC ante la falta de confianza de la población
REUTERS / HANDOUT . - ARCHIVO

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) ha alertado este jueves de que el brote de ébola en República Democrática del Congo (RDC) "se está extendiendo más rápido", en parte debido a la falta de confianza en la respuesta ante la enfermedad.

El comunicado ha sido publicado un día después de que el Ministerio de Sanidad congoleño confirmara 18 nuevos casos en las 24 horas anteriores, la que fue la máxima cifra en un sólo día desde el inicio del brote hace ocho meses. Asimismo, diez personas murieron el martes.

"Este es un suceso muy inquietante", ha dicho Emanuele Capobianco, director de la FICR para Sanidad y Atención. "La conclusión es que el ébola se está expandiendo más rápido, y muchas personas ya no buscan atención", ha agregado.

"Está claro que algunas comunidades vulnerables no confían en los equipos de respuesta", ha lamentado, antes de abogar por redoblar los esfuerzos para estar en contacto con estas comunidades para mejorar las medidas contra el ébola.

Así, ha argumentado que "se puede aumentar la comunidad yendo de comunidad en comunidad, trabajando con los líderes locales y los residentes, escuchando con empatía sus preocupaciones e incorporando sus respuestas y preferencias a la forma de trabajo".

"Nuestra investigación y experiencia muestran que, cuando hay una participación profunda con las comunidades, la aceptación de la ayuda externa mejora de forma significativa", ha sostenido Capobianco. En la zona del brote hay 700 voluntarios de Cruz Roja que han alcanzado a un millón de personas con información.

El Ministerio de Sanidad congoleño confirmó a finales de marzo nuevos casos de ébola en las localidades de Beni y Oicha, en las que las autoridades dieron por controlado el brote durante el mes de febrero.

Las noticias sobre la reactivación del brote en Beni y Oicha llegaron una semana después de que las autoridades confirmaran el primer caso de ébola en la ciudad de Bunia, en la que residen cerca de un millón de personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el 1 de abril de que el ébola se está expandiendo por RDC más rápido que nunca. El brote se ha cobrado ya al menos 751 vidas y hay otras 354 personas infectadas, lejos aún de las cifras del brote de 2013-16 en África Occidental, cuando murieron más de 11.000 personas.