18 de abril de 2019
14 de agosto de 2008

Filipinas.- Más de 80.000 desplazados por los enfrentamientos entre el MILF y el Ejército serán atendidos por el CICR

GINEBRA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Gobierno filipino han comenzado a desarrollar un operativo humanitario para atender a más de 80.000 personas desplazadas por los enfrentamientos mantenidos desde el pasado fin de semana entre el Ejército y el Frente Moro de Liberación Islámica en el sur del país.

El Frente Moro de Liberación Islámica (MILF por sus siglas en inglés) abandonó el pasado martes las aldeas cristianas ocupadas en Cotabato Norte, en el sureste del país, después de varios días de intensos combates con el Ejército filipino. Según cifras oficiales, más de 130.000 personas se vieron obligados a abandonar sus casas en Cotabato Norte y buscar refugio en varias localidades en la vecina región de Mindanao, por lo que se teme un retorno masivo de los desplazados a sus hogares.

"Muchos de los desplazados encontraron refugio en centros de evacuación cercanos a sus hogares. Principalmente necesitan artículos para refugiarse, como lonas, contenedores de agua y mosquiteras", señaló el máximo representante del CICR en Filipinas, Felipe Donoso.

En un comunicado emitido hoy, el CICR aseguró que "en respuesta a los necesitados", y en ayuda de la Cruz Roja de Filipinas, "ha reunido equipos de emergencia para mejorar la capacidad de los centros de evacuación con el objetivo de que los desplazados reciban la ayuda adecuada". Para ello, ambos organismos están cargando camiones en Cotabato Norte para distribuir a partir de mañana raciones de comida para más de 80.000 desplazados.

El CICR también indicó que había enviado hoy a Ciudad Cotabato un cargamento con agua y equipos sanitarios que servirán para mejorar las condiciones de salubridad y potabilidad del agua que beben más de 15.000 personas en esa localidad.

Además, quiso recordar a las partes implicadas en el conflicto que deben respetar la legislación humanitaria internacional para garantizar que la ayuda llegue a los civiles afectados por los combates.