30 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

Finaliza sin avances el encuentro entre Egipto, Etiopía y Sudán sobre la Presa del Gran Renacimiento

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El encuentro ministerial trilateral celebrado este jueves entre Egipto, Etiopía y Sudán en torno a las operaciones en la Presa del Gran Renacimiento que está construyendo Adís Abeba en el Nilo Azul se ha saldado sin avances.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión etíope Fana, Egipto ha presentado una nueva propuesta que contempla que Etiopía se encargue del llenado de la presa durante un periodo de entre 12 y 21 años.

En respuesta, el ministro de Agua, Irrigación y Energía etíope, Seleshi Bekele, ha dicho que esta propuesta es "inaceptable en todo punto", por lo que los tres países se citarán nuevamente el 15 de enero en Washington.

La reunión era la cuarta y última en una serie de encuentros pactados por los tres países tras una cumbre celebrada en noviembre en Estados Unidos, que contó con la mediación del presidente del país norteamericano, Donald Trump.

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, y el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, pactaron el 24 de octubre el reinicio de los trabajos del comité técnico que dirime su disputa en torno a la construcción de la presa del Gran Renacimiento.

Posteriormente, Al Sisi manifestó que El Cairo reconoce el derecho de Etiopía a lograr su desarrollo, si bien matizó que esto no debe lograrse a expensas de los derechos históricos de Egipto sobre las aguas del río Nilo.

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la presa --conocida popularmente como GERD--, un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía a través de Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.

Las tensiones por el uso del río más largo del mundo han ido en aumento entre Egipto y Etiopía, aumentando el temor de que las disputas puedan terminar degenerando en un conflicto, algo que parece descartado tras los últimos contactos bilaterales y multilaterales.

Para leer más