26 de mayo de 2020
16 de enero de 2020

Francia desplegará su único portaaeronaves para apoyar las operaciones contra Estado Islámico en Irak

Francia desplegará su único portaaeronaves para apoyar las operaciones contra Estado Islámico en Irak
El presidente de Francia, Emmanuel Macron - KAY NIETFELD/DPA - ARCHIVO

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este jueves que el único portaaeronaves del país, el 'Charles de Gaulle', se unirá a las operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico en Irak.

En sus declaraciones, el mandatario francés ha indicado que el portaaeronaves se unirá a la 'Operación Chammal' --nombre de las operaciones francesas contra Estado Islámico en Irak-- entre enero y abril de 2020.

"El grupo aeronaval apoyará la 'Operación Chammal' entre enero y abril de 2020 antes de dirigirse al Atlántico y el mar del Norte", ha señalado, antes de agregar que "Alemania, Bélgica, España, Grecia, Países Bajos y Portugal "participarán en la escolta" durante la misión.

Macron ha destacado que "la 'Operación Chammal' continúa las operaciones de lucha contra Estado Islámico" y ha alertado de que, si bien "el califato territorial ya no existe, la amenaza continúa de otra forma, larvada, más pérfida".

El 'Charles de Gaulle' ya apoyó las operaciones contra Estado Islámico en 2019, cuando las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) arrebataron el último enclave a los yihadistas en Siria con apoyo de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

La coalición anunció la semana pasada una "pausa" en sus operaciones militares en Irak ante el incremento de las tensiones por la muerte del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria en Irak, en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

Apenas unos días antes, la 'Operación Resolución Inherente', parte de la coalición, anunciara la suspensión indefinida de sus operaciones contra el grupo yihadista y de formación de fuerzas iraquíes ante la inestabilidad en el país.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias iraquíes progubernamentales apoyadas por Irán--, Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes y militares iraníes.

En respuesta, Irán atacó con misiles dos bases militares situadas en Irak en las que se encuentran desplegados soldados estadounidenses, en lo que el líder supremo iraní, Alí Jamenei, describió como "una bofetada" a Washington.

Trump aseguró horas después que los ataques se han saldado sin bajas, si bien un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán ha afirmado que en los mismos han muerto al menos a 80 militares estadounidenses.

El Gobierno iraquí ha condenado estos ataques por parte de Estados Unidos y ha recordado que las FMP son un elemento fundamental en la lucha contra Estado Islámico. Los yihadistas aplaudieron la muerte de Soleimani y Al Muhandis, que describieron como "intervención divina".

Por ello, el Parlamento iraquí ha aprobado una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

Para leer más