24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 2 de febrero de 2009

    Francia.- El Gobierno destinará 4.000 millones a modernizar infraestructuras y 700 a apoyar el empleo en las pymes

    Descarta estimular el consumo para relanzar la economía

    PARIS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro francés, François Fillon, presentó hoy en Lyon la fase concreta del plan de estímulo económico de 26.000 millones de euros anunciado por el presidente Nicolas Sarkozy el pasado 4 de diciembre para hacer frente a la crisis. El plan contempla inversiones en un total de 1.000 proyectos.

    En concreto, se destinarán 11.000 millones para mejorar la tesorería de las empresas; otro tanto para operaciones financieras realizadas directamente por el presupuesto del Estado y 4.000 millones en inversiones realizadas por grandes empresas públicas para modernizar y desarrollar las infraestructuras ferroviarias, energéticas y los servicios postales. Además, 700 millones irán dirigidos a apoyar la contratación en las empresas de menor tamaño.

    "Las inversiones que estaba previsto realizar en cinco o diez años se harán en dos", dijo Fillon durante la exposición detallada de los proyectos a los que irá destinado el dinero que se lanzarán inmediatamente y abarcarán todo el territorio nacional.

    Así pues, en materia de infraestructuras del transporte, el Estado destinará 400 millones de euros para la red de carreteras, 300 para la ferroviaria y 170 para la fluvial y portuaria, lo que supone un total de 870 millones para un total de149 operaciones.

    A la inversión en enseñanza superior e investigación, se destinarán 731 millones que beneficiarán a más de 100 centros docentes y 2.000 alojamientos para estudiantes. Mientras, para la renovación del Patrimonio se han reservado 620 millones que permitirán financiar las obras de 250 monumentos históricos o edificios culturales.

    Y para superar la brecha digital, el Estado pondrá en marcha un dispositivo dotado con 50 millones para el equipamiento informático de escuelas digitales interactivas en unas 4.000 ó 5.000 pequeñas localidades.

    VIVIENDA.

    En el sector de la vivienda, el plan prevé destinar 340 millones a un programa excepcional de construcción de 100.000 viviendas más en dos años; duplicar los préstamos a tipo cero en 2009 para la compra de la primera vivienda nueva y una ayuda social del Estado de 50 millones.

    También se acelerará el programa nacional de renovación urbana, que contará con un presupuesto de 350 millones más para proyectos hasta ahora congelados por motivos financieros.

    El objetivo es apoyar la actividad durante 2009 y 2010 y mejorar la competitividad de la economía gala. Como viene siendo habitual, Fillon rechazó estimular el consumo porque considera que la urgencia es "hacer girar la máquina económica de Francia".

    "Es una movilización nacional urgente y concreta para hacer frente a la crisis", aseveró el primer ministro, que pidió a sus conciudadanos "apoyarse mutuamente y creer en su capacidad para recuperarse".

    "Esta crisis mundial no es de derechas ni de izquierdas. Las respuestas que aportamos no son partidistas. Son respuestas de sentido común, operativas", continuó Fillon, que dijo conocer "perfectamente" que el país atraviesa por "dudas, temores y contestaciones", pero que pide "equidad y eficacia" y el Gobierno está ahí para garantizársela.