2 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2006

Francia.- Interior envía a Marsella refuerzos policiales tras el ataque contra un autobús perpetrado ayer

MARSELLA (FRANCIA), 29 Oct. (EP/AP) -

El ministerio del Interior de Francia envió el domingo más policías antimotines a la ciudad portuaria de Marsella, en el sur del país, después de que un grupo de adolescentes incendiase un autobús hiriendo de gravedad a una de las pasajeras.

La Policía francesa esperaba un resurgimiento de la violencia callejera este fin de semana, al conmemorarse el viernes el primer aniversario de la oleada de disturbios protagonizada el año pasado en barriadas pobres donde se concentran la mayoría de los inmigrantes.

El viernes se produjeron algunos hechos aislados de violencia, pero los sucesos más graves tuvieron lugar el sábado con el ataque al autobús en Marsella. Tres o cuatro adolescentes asaltaron el autobús y le arrojaron una botella con líquido inflamable antes de huir, según informó la Policía, citando el relato de algunos testigos.

En el momento, el vehículo se incendió y una mujer de 26 años sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en sus brazos, piernas y rostro. Asimismo, otras personas fueron atendidas por inhalación de humo, indicó la Policía.

El presidente Jacques Chirac se dirigió telefónicamente a la familia de la joven, y el primer ministro Dominique de Villepin condenó los ataques y convocó una reunión para mañana lunes para tratar el tema de la seguridad en el transporte público.

La oficina del ministro del Interior Nicolas Sarkozy manifestó que el Gobierno ha enviado dos unidades más de policías antimotines a Marsella.

Los disturbios del año pasado, que se extendieron durante tres semanas, estuvieron provocados por la falta de igualdad de oportunidades denunciada por muchas minorías, especialmente árabes, ciudadanos de raza negros y los cinco millones de musulmanes que viven en Francia.