31 de marzo de 2020
9 de enero de 2008

Francia.- Sarkozy da marcha atrás y aclara que "nadie tiene intención de suprimir la duración legal del trabajo"

PARIS, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se ha visto obligado a corregir el tiro sobre la jornada laboral de 35 horas después de haber anunciado ayer que deseaba ponerle fin en 2008. "Sí, en 2008 quiero ir más lejos en la reforma de las 35 horas, pero nadie tiene la intención de suprimir la duración legal del trabajo", dijo esta noche durante la tradicional felicitaciónde Año Nuevo a los parlamentarios.

A lo largo del día han sido muchos los responsables gubernamentales que han salido a la palestra para matizar las palabras lanzadas ayer por Sarkozy en una multitudinaria rueda de prensa que ha marcado el reinicio de la actividad política tras la pausa navideña. Ayer, al ser preguntado si quería que 2008 suponga el fin de las 35 horas, respondió, lacónico: "para decir las cosas como las pienso, sí".

Hoy, el portavoz gubernamental, Laurent Wauquiez, aclaró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que "no es cuestión de suprimir la duración legal del tiempo de trabajo", pero que el Gobierno es partidario del dispositivo de horas extraordinarias.

Así, insistió en que toda la acción del Gobierno reposa en la idea de reinyectar poder adquisitivo a través de las horas suplementarias y atacar todos los frentes que impiden a los franceses trabajar más allá del límite legal de las 35 horas.

En concreto, citó los acuerdos sectoriales o los contingentes anuales que impiden trabajar más de 110 horas por año. "Absurdeces --dijo-- que frenan la posibilidad de los asalariados de tener más poder adquisitivo con las horas suplementarias".

"La cosa es simple. No cuestionamos la duración legal de las 35 horas, pero se atacarán todos los frentes y todo lo que frena recurrir a las horas suplementarias", dijo.

También el consejero especial del jefe del Estado, Henri Guaino, intentó calmar los exaltados ánimos sindicales asegurando que Sarkozy quiere llegar a una situación en la cual las 35 horas no sean ya un problema para los quieran trabajar más.

"No vamos a suprimir la duración legal. No la vamos a tocar, pero que sea posible con acuerdos sector por sector, empresa por empresa, con acuerdos mayoritarios, derogar esta regla. Si no hay acuerdo, la regla de las 35 horas se aplicará automáticamente", declaró en la emisora LCI.

En la misma línea, el titular de Trabajo, Xavier Bertrand, aseguró a la emisora 'France Info' que la duración legal de la jornada laboral "podía mantenerse" en 35 horas, dado que se reequilibra con el mecanismo de pago de las horas suplementarias.