19 de febrero de 2020
21 de julio de 2018

Las fuerzas afganas han matado o herido a más de 1.700 insurgentes en menos de tres semanas, según la OTAN

Las fuerzas afganas han matado o herido a más de 1.700 insurgentes en menos de tres semanas, según la OTAN
REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas afganas causaron más de 1.700 bajas a los insurgentes en menos de tres semanas, según estimaciones dadas a conocer este sábado por la misión de la OTAN en Afganistán.

"En el periodo de dos a tres semanas, las fuerzas afganas realizaron más de 90 operaciones que causaron más de 1.700 bajas a a los insurgentes entre muertos y heridos", según la nota, firmada por el jefe adjunto de Operaciones en el Estado Mayor de la Misión 'Apoyo Resuelto', el general Andrew Poppas.

Poppas ha destacado la coordinación de las fuerzas afganas y su resistencia. "El hecho de que hayan conseguido tres semanas de presión militar sostenida, sin disminuir su intensidad, es un hecho impresionante, y parece que no tienen intención de detenerse", ha añadido.

DESPLAZAMIENTOS MASIVOS

Mientras, miles de personas se han visto desplazadas en los últimos días a causa de los combates entre los talibán y el grupo yihadista Estado Islámico en la provincia afgana de Jauzján (norte), según fuentes oficiales del país centroasiático.

Ambos grupos llevan meses protagonizando combates de distinta intensidad en puntos del norte del país y en la provincia de Nangarhar (este). El martes, al menos 15 insurgentes murieron en un ataque de los yihadistas contra un funeral de un comandante talibán en Sar-e-Pul (norte).

Fuentes de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) han dicho que cerca de 500 familias, unas 3.500 personas, se han visto desplazadas, si bien las autoridades locales señalan que la cifra podría ser del doble.

Por su parte, el portavoz del gobierno provincial de Jauzján, Mohamad Reza Ghafuri, ha resaltado que los enfrentamientos en los distritos de Darzab y Qush Tepa. "Ha habido muchas bajas, muertos y heridos, en ambas partes, cerca de 300 y los combates continúan", ha dicho.

Residentes locales han relatado que se han visto forzados a abandonar sus viviendas y dejar cuerpos sin enterrar para poder escapar con vida.

"Cuando Estado Islámico llegó a nuestra zona mató a muchas personas porque decía que ayudábamos a los talibán", ha dicho Masoma, residente en Darzab que ha huido junto a su familia a Sheberghan. "Ahora los talibán han vuelto y dicen que ayudamos a Estado Islámico", agrega.

Para leer más